Aseguran que no cuentan con las previsiones de ingresos procedentes del Estado

Siete regiones del PP aplazan sus presupuestos hasta después del 20-N

Siete comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular más Asturias (FAC) y Cataluña (CiU) no aprobarán sus presupuestos regionales, al menos, hasta después de las elecciones generales. Alguna de ellas amenaza con no hacerlo hasta el inicio de 2012. Argumentan que la falta de unos presupuestos estatales les impide hacer cálculos racionales de sus propias cuentas para el próximo año.

En condiciones normales, por estas fechas, una buena parte de las comunidades ya deberían haber presentando su proyecto de presupuestos y la mayoría estaría a punto de hacerlo. Sin embargo, hasta ocho comunidades incumplirán sus respectivos plazos. Argumentan que la negativa del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de aprobar un real decreto de prórroga de los Presupuestos de 2011 antes de las elecciones implica que las comunidades desconocen la cuantía de las transferencias del Estado, que representan el 70% de sus ingresos.

Retrasar la presentación de los presupuestos hasta después de las elecciones implica que muchas comunidades no tendrán tiempo de aprobar las cuentas antes del 31 de diciembre. Si ello sucede, la legislación establece que se prorrogarán automáticamente los de 2011.

Sin embargo, otras regiones también gobernadas por el PP, como Galicia, Madrid o la Comunidad Valenciana, sí que presentarán sus presupuestos. ¿Cómo se explica tal contradicción? La realidad es que el Ejecutivo informó en junio del dinero que recibirían las comunidades autónomas y ayuntamientos -más de 38.000 millones de euros- en función de las previsiones de ingresos. Sin embargo, desde el PP señalan que se trata de estimaciones irreales ya que contemplan que la economía crecerá un 2,3% y los ingresos fiscales aumentarán un 20,5%.

En cualquier caso, la Comunidad Valenciana o Madrid -a pesar de denunciar falta de información- sí que elaborarán sus cuentas. El PSOE salió ayer en tromba para denunciar la postura de los Ejecutivos populares que se "saltan la obligación legal" de presentar las cuentas para 2012.

Esconder los recortes

"No quieren presentar los presupuestos para que los ciudadanos no sepan en qué se va a recortar y para evitar que eso interfiera en las elecciones generales", aseguró ayer el portavoz del Grupo Socialista en el parlamento autonómico de Castilla-La Mancha. Fuentes del Ejecutivo de Castilla-La Mancha aseguran que ya tienen los presupuestos elaborados, pero insisten en que no los presentarán hasta que sepan a ciencia cierta con qué ingresos contarán. Génova recuerda que el fallo en las previsiones de ingresos en los ejercicios 2008 y 2009 provocó que los entes territoriales recibieran anticipos a cuenta superiores a la recaudación real. Por este motivo, comunidades ayuntamientos deban devolver 25.000 millones a la Administración central.

En cualquier caso, con o sin presupuestos, todas las comunidades anuncian drásticos recortes del gasto para el próximo año. Aquellas regiones que aprueben sus cuentas establecerán una rebaja del gasto superior al 10% y el resto promete aplicar ajustes similares a través de decretos. Las comunidades, que en conjunto incumplieron el objetivo de estabilidad el año anterior y probablemente volverán a hacerlo este año, suponen la principal amenaza para que España cumpla la senda de reducción del déficit que exige a Bruselas.

El gasto autonómico se incrementó un 0,5% en el primer semestre a pesar de que todos los Ejecutivos autonómicos prometieron hasta la saciedad drásticas políticas de austeridad.

Un consejo fiscal que no se celebrará

Todas las regiones del PP reclamaron, sin éxito, que el Ministerio de Economía convocara para el pasado 17 de octubre un Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano que reúne a los responsables económicos del Gobierno central con sus homólogos autonómicos.

En la carta, las comunidades pedían "debatir y adoptar las decisiones sobre los ingresos transferidos por el Estado que correspondían a las comunidades autónomas" y, además, proponían abordar las previsiones macroeconómicas para el año 2011 y 2012. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, aprovechó esta última petición para reclamar un informe jurídico acerca de si el debate sobre el cuadro macro entraba dentro de las competencias del Consejo de Política Fiscal. Con ello, ha logrado retrasar su celebración.

En cualquier caso, fuentes del PP indican que probablemente se convocará el consejo después del 22-N, punto que Salgado no niega. De hecho, la legislación establece la obligación de celebrar esa reunión para determinar posibles desviaciones de las comunidades en el cumplimiento del objetivo de estabilidad.

Cataluña

El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, prevé que los presupuestos de 2012 sigan en la misma línea que las cuentas para el actual ejercicio, que contemplan un recorte del 10%. Solo se incrementará la partida para abonar los intereses de la deuda.