Entrega del informe en el juzgado

Los administradores de Cacaolat, a favor de vender a Damm y Cobega

La administración concursal de la empresa de batidos Cacaolat considera que la alianza de la cervecera Damm y la embotelladora Cobega es la mejor oferta para hacerse con la filial de Nueva Rumasa, en concurso de acreedores.

Los administradores concursales (Antoni Borràs, Jorge Lledias y José Vicente Estrada) han entregado hoy al juzgado mercantil número seis de Barcelona el informe que valora la oferta de Damm y Cobega, liderada por Victory Corporate, como la mejor para comprar Cacaolat, según han indicado a Efe fuentes de las empresas implicadas en la propuesta.

El juez Javier Fernández es quien tiene ahora la última palabra y en el plazo máximo de un mes dictará una resolución mediante la que adjudicará Cacaolat muy probablemente al acuerdo empresarial Damm, Cobega y Victory, que es la oferta mejor dotada económicamente y se considera la mejor por la administración concursal y por el comité de empresa de la compañía de batidos.

A diferencia de sus competidoras Vichy Catalán y Corporación Alimentaria Peñasanta (CAPSA), la de Victory fue la oferta más alta para hacerse con los activos industriales de la empresa (67,6 millones), además de destinar 7,4 millones de euros para saldar las deudas hipotecarias, invertir unos 66 millones en el plan industrial y garantizar los 400 puestos de trabajo existentes.

Un puntal de la alianza es la conversión de la antigua fábrica de la cervecera en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), ya dotada de una depuradora de aguas residuales, y en la que prevé invertir 62 millones del plan industrial para comenzar a producir en 2013.

Santa Coloma sustituirá la histórica sede de Cacaolat de la calle Pujades de Barcelona, amenazada de desahucio meses atrás pero convivirá con la planta zaragozana de Utebo, en la que se invertirán cuatro millones más.

Si finalmente el juez da luz verde, la compra se efectuaría a través de una empresa de nueva creación, cuyo capital se distribuiría entre la sociedad de bebidas Damm (49 % del total), la embotelladora de Coca-cola Cobega (49 %) y el fondo Victory (2 %).

La alianza Cobega, Damm y Victory para Cacaolat incluye la extensión de los productos de Cacaolat al resto del mercado español, pero incluso se marca como un objetivo extender la venta de esta marca a África, donde Cobega opera en doce países a través de su filial Equatorial Coca-Cola Bottling Company.

Cobega, propiedad de la familia catalana Daurella, embotella Coca-Cola para Cataluña, Aragón, Baleares y Canarias, mientras que el grupo Damm, presidido por Demetrio Carceller, está presente en el sector cervecero y también del agua, con Fuente Liviana y Veri.

Por su parte, Victory Turnaround está especializada en gestionar compañías en situaciones de baja rentabilidad o crisis.

La oferta también ha sido asesorada financieramente por la auditora KPMG y legalmente por Baker & McKenzie y Latham & Watkins.

Por su parte, el Tribunal Supremo ha confirmado que el juzgado mercantil número 6 de Barcelona es el competente para decidir el futuro de Cacaolat, una de las firmas estrella de Nueva Rumasa, mientras su concurso de acreedores no se incorpore al proceso de insolvencia de su matriz Clesa, que se tramita en Madrid.