Demandará a la auditora

Laporta contra KPMG

El abogado y político Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona, ha anunciado esta tarde que presentará una demanda contra la auditora KPMG por considerar que esta entidad le desacreditó ante la asamblea de compromisarios que se celebró el año pasado.

En aquella asamblea, y en base a la información que se ofreció a los socios, estos votaron interponer una acción de responsabilidad contra Laporta y miembros de su junta; el expresidente decidió impugnar la asamblea y hoy se ha realizado la vista oral del caso en los juzgados de Barcelona.

Según afirma Laporta en un comunicado, la intervención del representante de KPMG, Fernando García Ferrer, en la vista oral que se ha celebrado hoy en la sala 213 de la Ciudad de la Justicia de Barcelona confirma que las transparencias que utilizó la auditora para reflejar la situación económica de la entidad "las recibió de la actual junta".

"Y como aquellas transparencias no coinciden con el informe de la due dilligence en varias partidas a las se dio una importancia fundamental para desacreditar la gestión de la junta que presidí, anuncio la interposición de acciones legales contra Fernando García Ferrer y KPMG", ha anunciado Laporta.

"Hoy ha quedado acreditado que la empresa encargada de realizar la 'due dilligence' no realizó aquellas transparencias, ni en forma ni en contenido y, por lo tanto, la información que se dio a los socios no fue fidedigna ni acredita la situación económica, financiera, legal y laboral del Barcelona", continúa el comunicado de Laporta.

Finalmente, el expresidente subraya que la información suministrada en la asamblea ha acabado desprestigiándole, ya que destaca que García Ferrer informó de que el servicio de comidas del palco se elevaba a 576.000 euros, cuando en la due dilligence "figuraba la cantidad de 173.000 euros".

"La diferencia se explica porque en la asamblea se desinformó a los socios cuando se sumó al cátering del palco de honor el de otros palcos y del vestuario. Este gasto en comidas se ha utilizado de manera reiterada para desprestigiar y crear un estado de opinión adverso contra la anterior junta", ha señalado.

Por parte del FC Barcelona, el portavoz de la junta, Toni Freixa, ha declinado opinar acerca de esta amenaza de demanda, a la espera de que se interponga en los juzgados. "Tenemos la costumbre de no comentar las demandas hasta que no se interponen", ha precisado Frexia esta noche.