Tras perder 450 millones de euros

TomTom pone en marcha un programa de reestructuración con recortes de empleos

TomTom, el mayor fabricante europeo de dispositivos para la navegación portátiles, ha iniciado un plan de reestructuración en el que se incluyen recortes de empleos, con el que pretende ahorrar 50 millones de euros para 2012.

El plan "se centrará en las áreas donde vemos el mayor potencial de crecimiento" señaló el presidente ejecutivo Harold Goddijn en un comunicado, en donde citaba a la industrial del automóvil, el contenido y las empresas de servicios como ejemplo.

En el tercer trimestre los ingresos netos aumentaron un 50% hasta los 29 millones de euros, frente a las previsiones de los analistas consultados por Bloomberg que cifraban la cantidad en 16 millones. Por su parte las ventas cayeron un 10% hasta los 336 millones de euros.

Las acciones de la compañía, con sede en Ámsterdam, han caído un 61% este año, reduciendo el valor de la empresa en el mercado a 677 millones de euros. TomTom recortó su pronóstico dos veces después de que la demanda estadounidense cayera más rápido de lo previsto y los consumidores se decantaran por sistemas de navegación más baratos.

Goddijn ha tratado de aumentar las ventas de sistemas integrados de navegación para automóviles, así como mapas electrónicos y otros elementos de software. La compañía anunció a principios de mes acuerdos para instalar sus productos en Ford y camiones Iveco.