Reclama a sus directivos la necesidad de tomar decisiones rápidas

Alierta bautiza a Telefónica como un proveedor de servicios digitales

Los nuevos negocios vinculados a los servicios digitales han pasado a convertirse en el pilar central de la estrategia de Telefónica, según señaló ayer César Alierta en la sexta cumbre de directivos del grupo, a los que reclamó que tomen decisiones rápidas en este nuevo mundo digital.

Alierta bautiza a Telefónica como un proveedor de servicios digitales
Alierta bautiza a Telefónica como un proveedor de servicios digitales

César Alierta, presidente de Telefónica, defendió ayer el avance hacia internet iniciado por la operadora, y que se ha materializado, entre otros puntos, en la configuración de Telefónica Digital. Durante la primera jornada de la sexta cumbre anual de directivos de la empresa (la primera tras la amplia reestructuración anunciada a principios de septiembre), celebrada en los recintos de Ifema en Madrid, el ejecutivo afirmó que la teleco se ha convertido en un proveedor de servicios digitales.

"La nueva Telefónica será una compañía de agregación de servicios, centrada en torno al cliente y soportada por la mejor red", señaló Alierta. El presidente de la operadora comunicó a los más de 1.000 directivos presentes en esta convención (que continuará hoy) un conjunto de iniciativas estratégicas, entre las que figura el maximizar la cercanía con el cliente, algo que "diferencia a Telefónica del sector para diseñar una oferta imbatible de productos y servicios en todo el entorno digital". Alierta indicó que estos productos y servicios deben de tener una estructura de precios adecuada a las necesidades de cada cliente y añadió que Telefónica tiene que liderar la evolución de la industria de cara a establecer un "modelo de internet sostenible".

El directivo, que recordó que Telefónica ha superado ya los 300 millones de accesos (760 millones si se incluyen los clientes gestionados por sus socios Telecom Italia y China Unicom), explicó que la compañía "debe obtener el máximo beneficio de la escala simplificando los procesos internos".

La 'teleco' ha superado ya los 300 millones de accesos en todo el mundo

TELEFÓNICA 3,15 -2,56%

Influencia económica

Alierta recalcó la influencia que la digitalización está teniendo en la vida de las personas y en la propia economía, con una gran relevancia en áreas como la seguridad, la educación, las Administraciones públicas, la seguridad y el entretenimiento. En este contexto, el directivo señaló que habrá una gran demanda de servicios digitales y aplicaciones. Un área en el que operadores como Telefónica se están batiendo con grupos tecnológicos como Apple y Google.

Al mismo tiempo, Alierta defendió el liderazgo local de Telefónica, que es su fortaleza a la hora de conocer al cliente. "Es lo que nos permite diferenciarnos de las empresas puras de internet", señaló.

Con respecto a la operativa interna de la compañía, en una entrevista a la revista corporativa interna Somos, que fue distribuida entre los directivos presentes en la cumbre, Alierta aseguró que la compañía necesita que los ejecutivos se impliquen más y que "tomen decisiones rápidas en este mundo digital". El presidente de la operadora advirtió que la compañía tiene que actuar rápidamente, señalando que "lo que hagamos en los próximos 24 meses va a marcar lo que seremos en el año 2020".

Defensa de la nueva estructura

César Alierta defendió la nueva organización de Telefónica, surgida tras la última reestructuración, por la que la empresa ha creado dos grandes divisiones territoriales, Latinoamérica y Europa (que absorbe España), y dos grandes áreas transversales, Telefónica Digital (que tendrá su sede central en Londres) y Recursos Globales.

Según Alierta, esta configuración permitirá a Telefónica capturar el crecimiento del ecosistema digital, además de permitir al grupo que funcione realmente como una compañía global aprovechando todas las oportunidades que le brinda su escala.

Además, César Alierta indicó ante los directivos de la empresa que el programa de transformación Bravo! ha pasado a convertirse en Bravo!+, recordando que las líneas estratégicas de este plan pasan por "mejorar la cercanía al cliente y ampliar el catálogo de productos y servicios digitales, además de captar las ventajas de la escala global del grupo y lograr la agilidad necesaria para todo ello".