Junto a Pecovasa, son las filiales de las que se privatizará el 45%

Renfe Mercancías crea Multi, Irion y Contren con 14 millones de capital

Renfe Mercancías ha inscrito en el registro mercantil tres nuevas filiales que, tras ser privatizadas en un 45%, se convertirán junto a Pecovasa en el instrumento de recuperación de cuota de mercado para las cargas por ferrocarril. Las sociedades se denominan Multi, Irion y Contren y su capital social suma 13,5 millones.

Renfe Mercancías crea Multi, Irion y Contren con 14 millones de capital
Renfe Mercancías crea Multi, Irion y Contren con 14 millones de capital

La operadora ferroviaria Renfe se ha embarcado en el último año en un agresivo proyecto para intentar recuperar y poner en positivo, de una vez por todas, su lánguido negocio de mercancías. La compañía que preside Teófilo Serrano ha puesto en marcha un proceso para volcar el grueso de su actividad en cuatro sociedades anónimas, al tiempo que convierte su actual división de mercancías en una estructura con 100 personas, que proveerá de servicios de tracción y maquinistas a las nuevas sociedades anónimas.

Tras diseñar la nueva estrategia y recibir la autorización en julio del Consejo de Ministros para crear las nuevas filiales, que podrán ser privatizadas hasta en un 45% de su capital, el último paso en este recorrido ha consistido en inscribir tres nuevas sociedades en el registro mercantil.

Según la información publicada, la primera de las sociedades se denomina Multi Renfe Mercancías SA y su objeto social es "la organización y realización de servicios generales de transportes, particularmente la ejecución de transporte de graneles sólidos". Su capital suscrito y desembolsado es de 5,424 millones de euros y su socio único, Renfe Operadora. Como en el resto de las filiales aparece como presidente Teófilo Serrano, a su vez presidente de Renfe Operadora. Como vicepresidente se consigna a Manuel Acero, responsable de Renfe Mercancías y artífice de la nueva estrategia de la empresa en el tráfico de cargas.

Cada sociedad se especializa en una actividad concreta de transporte

La segunda filial se denomina Irion Renfe Mercancías SA y su objeto social es "la organización y realización de servicios generales de transporte de productos siderúrgicos y similares por ferrocarril y otros medios". El capital suscrito y desembolsado es de 3,665 millones de euros.

La tercera filial se denomina Contren y su objeto social es "la organización y realización de servicios generales de transporte de todo tipo de contenidos por ferrocarril o por otros medios". Su capital es de 4,494 millones de euros y el accionista único y sus directivos son los mismos que los de las dos anteriores sociedades.

El diseño de constitución de las empresas para abordar las diferentes áreas del transporte de mercancías por tren desde sociedades filiales especializadas, que posteriormente serán privatizadas hasta el 45%, se completa con una compañía con una significativa trayectoria y cuyo nombre es Pecovasa. Esta empresa se dedica al transporte ferroviario de coches nuevos y de componentes de automoción Renfe Operadora adquirió un paquete accionarial mayoritario del 55% en 2010.

En un encuentro con Manuel Acero hace tres meses, el artífice de la nueva estrategia de mercancías de Renfe Operadora, este ofreció información adicional sobre los pasos que se habían dado hasta la constitución de las sociedades.

Renfe Mercancías tenía previsto aportar a sus filiales buena parte de sus activos laborales, compuestos hasta ese momento por 1.650 empleados, una flota especializada de vagones y los contratos de transporte en vigor, así como aquellos que negocia o está a punto de renovar.

Como responsable de la sociedad dedicada al transporte intermodal mencionó a Julian Mata, un ejecutivo fichado del gigante ferroviario alemán DB, líder mundial del sector.

Como responsable de la filial dedicada al transporte de productos siderúrgicos citó a Susana Lozano y para la compañía de transporte multiproducto y de graneles habló de María Isabel Arroyo.

Serrano cree que los corredores "impulsarán la carga por tren"

El presidente de Renfe, Teófilo Serrano, expresó ayer su satisfacción por la decisión adoptada por Bruselas de apostar por el desarrollo de los corredores ferroviarios que deben vertebrar Europa mediante su impulso.

En una intervención en Pamplona subrayó la importancia que, para cada una de las zonas afectadas, conllevan estos proyectos ferroviarios.

Serrano indicó que el Gobierno de España se ha propuesto terminar la red en el año 2020 e invertir en torno a unos 7.000 millones de euros por año, mientras que el plazo fijado por la UE se eleva hasta el año 2030.

El presidente de Renfe está convencido de que la propuesta que llega de Bruselas "es un plan viable" y que podrá llevarse a cabo pese al actual contexto de crisis económica.

En su opinión, la UE "ha hecho énfasis, más que en la construcción de las infraestructuras, en su objetivo, que es el de transportar mercancías y personas".

La industria logística, contraria a la división del operador

El reparto de Renfe Mercancías en varias filiales no es la opción que más agrada al sector logístico, que siempre ha reclamado una mayor eficiencia en el transporte de mercancías por ferrocarril. Gonzalo Sanz, presidente de Uno, patronal del sector logístico, se muestra, en declaraciones a CincoDías, contrario a la división de la compañía en varias sociedades. "Es contrario a nuestra idea de crear un gran operador logístico en este campo. Habría que hacer como con Telefónica o Repsol; dar entrada al capital privado pero en una gran empresa para que luego tenga capacidad de salir al exterior". A juicio de Sanz, la desmembración de Renfe Mercancías en varias filiales restará fuerza al operador e incidirá en uno de los males que tiene el sector logístico español como es la excesiva atomización. Asimismo, Sanz cree que al final no se producirá la privatización parcial del operador en esta legislatura. "Ocurrirá lo mismo que con Loterías y Aena Aeropuertos".

Las cifras

1.650 trabajadores es la plantilla actual de Renfe Mercancías. Una parte pasará a las filiales.

300 millones es la cifra de facturación del negocio de carga de Renfe en 2010, con pérdidas de 60 millones.

3% es la cuota de mercado que el ferrocarril tiene en el negocio total de mercancías en España.