Algunas entidades piden más líneas de liquidez para comprar la caja

Ordóñez comunica a la banca que atrasa la puja por CAM hasta pasado el 20-N

El Banco de España ha comunicado a los interesados en CAM que aplaza su adjudicación hasta finales de noviembre. Fuentes del sector aseguran que el cambio se debe a la petición de una línea de liquidez mayor para hacerse cargo de la caja. Ahora hay establecido un crédito de 2.800 millones de euros a tres años ampliable a cinco. Otras fuentes indican que se ha optado por que sea el nuevo Gobierno quien firme la venta.

No pudo ser, ¿o quizá sí? Uno de los principales objetivos del actual Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero era dejar resuelta la recapitalización de las cajas de ahorros antes de que el nuevo Ejecutivo tome el relevo tras las elecciones del 20 de noviembre. Parecía difícil, pero prácticamente se ha conseguido. Aunque va a quedar un cabo suelto: el futuro de la intervenida Caja Mediterráneo (CAM).

El supervisor había previsto subastar esta entidad a finales del presente octubre y llegar así al cambio de Gobierno con los deberes hechos. Pero no ha podido ser.

En el Banco de España no dan para más, aseguran varias fuentes financieras. En estos días la principal preocupación del supervisor es coordinar, argumentar y elaborar la hoja de ruta que presentará a finales de semana en Bruselas sobre los nuevos requisitos de capital que se debaten en Europa a raíz, sobre todo, de la también previsible quita que estudia realizar la Autoridad Bancaria Europea (EBA) a la banca en su cartera de deuda soberana.

La previsible llegada de un Gobierno del PP contribuye a aplazar la subasta

En el recálculo de las necesidades de capital se tendrá en cuenta esta variable y su repercusión en la solvencia de la banca. El supervisor parece insistir en que no es un nuevo test de estrés. Ayer la EBA también aseguró en unas jornadas que no se van a repetir los test de estrés realizados en julio.

Ante la avalancha de reuniones, modificaciones y las posibles nuevas exigencias de capital, el Banco de España ha decidido retrasar la subasta de CAM hasta después de las elecciones generales, afirman varias fuentes. Esta decisión ya ha sido trasladada a los bancos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dueño en estos momentos de CAM tras inyectarla el pasado 22 de julio 2.800 millones de euros de capital y prestarla 3.000 millones en una línea de liquidez. El supervisor sopesa adjudicarla a finales de noviembre, pero el proceso podría retrasarse más.

Varias entidades financieras dispuestas a pujar han pedido que el FROB aumente las garantías de liquidez que cubran los próximos vencimientos de deuda de CAM, el principal problema ahora de la caja y del sector una vez que el mercado mayorista está totalmente cerrado desde mayo. A CAM le vencen 7.000 millones de euros entre lo que queda de año y 2012 y, hasta ahora, el FROB ofrece una línea de crédito de 2.800 millones de euros a tres años ampliable a cinco. Nada más intervenir CAM se abrió una línea de liquidez por 3.000 millones.

Fuentes financieras aseguran que ya es imposible que la subasta se lleve a cabo a finales en octubre como figuraba inicialmente, ya que los finalistas -Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell- aún no han recibido la información financiera detallada para presentar sus ofertas firmes. Otras fuentes corroboran esta falta de tiempo y aseguran que algunas entidades interesadas inicialmente en pujar han pedido más plazo para estudiar con calma la operación.

Otra razón que contribuye a retrasar la subasta es el inminente cambio de Gobierno. "Lo lógico es que sea el nuevo Ejecutivo que según todas las encuestas corresponderá formar al PP el que resuelva la subasta, pese a que es el Banco de España el que tiene que decidir sobre la mejor oferta de las presentadas".

Algunos expertos consideran que el anuncio del retraso de la adjudicación de CAM no es una buena señal para España, aunque reconocen que tras la bajada de ayer por Moody's de la calificación de la deuda del país, pocas cosas pueden influir más negativamente. Asimismo, la nueva evaluación que prepara la EBA puede afectar a la subasta de CAM porque el adjudicatario deberá hacer una ampliación de capital para absorber a la caja alicantina.

El supervisor ha vuelto a demandar a la EBA que las provisiones genéricas y las convertibles computen como capital principal. En los test de estrés no lo logró.

La lista de finalistas puede variar

Pese a que el Banco de España ha realizado un corte sobre las primeras ofertas no vinculantes presentadas el pasado 28 de septiembre, lo cierto es que existe la posibilidad de que la lista de finalistas en la puja por CAM se modifique con la inclusión de otras entidades que participaron en la primera ronda no vinculante, explican fuentes involucradas en la puja. Ningún postor aportará los 2.800 que inyectó el FROB como capital.