Aboca a la empresa a la suspensión de pagos

El administrador de Saab pide el fin del proceso concursal

A pesar de recibir una nueva inyección de liquidez de más de 50 millones de euros, el administrador ha decidido remitir un escrito al juzgado en el que demandará el fin de la reorganización voluntaria de la deuda.

El administrador concursal que gestiona el proceso de reorganización voluntaria de Saab, Guy Lofalk, pedirá al juez el fin de este procedimiento, con lo que deja al fabricante sueco de automóviles al borde de la suspensión de pagos.

Saab explicó que a pesar de recibir una nueva inyección de liquidez de más de 50 millones de euros mediante un crédito concedido por la firma North Street Capital, el administrador ha decidido remitir un escrito al juzgado en el que demandará el fin de la reorganización voluntaria.

No obstante, la firma escandinava ha anunciado que recurrirá la decisión de Guy Lofalk y pedirá al juez la continuidad del proceso de reorganización voluntaria, figura similar al concurso volutario de acreedores que le permite disfrutar de tutela judicial ante sus acreedores. Además, la corporación sueca pedirá al juez el cese de Lofalk como encargado del proceso de reorganización voluntaria y su sustitución por otro administrador. Saab adolece de graves problemas de liquidez y mantiene suspendida su actividad productiva.

Inyección de liquidez

Antes de conocerse la intención del administrador, Saab había anunciado la consecución, conjuntamente con su matriz, la sociedad holandesa Swedish Automobile, de un compromiso de financiación por parte de la firma North Street Capital por un importe total de 70 millones de dólares (unos 50,7 millones de euros). North Street suscribirá un paquete de 2,389 millones de acciones ordinarias del capital de Swan por 10 millones de dólares (unos 7,24 millones de euros), a razón de 4,19 dólares por título, para financiar el capital de trabajo de Saab y su matriz.

Aval público

Además, la firma concede a Saab Automobile un préstamo de 60 millones de dólares (unos 43,7 millones de euros), que serán garantizados por activos de la firma automovilística, y contará además con un aval de la Oficina Nacional de Deuda Sueca (NDO). Según indicó Saab en un comunicado, las acciones serán abonadas antes de mañana viernes, 21 de octubre. El préstamo está sujeto a la presentación de documentación adicional, si bien el objetivo de ambas partes es concluir este trámite "no más tarde" del lunes 24 de octubre, con lo que la financiación llegaría en los siguientes dos días.