Asfixia financiera del Ayuntamiento

Alcorcón deja de pagar las guarderías

El municipio madrileño ya debe 1,2 millones de euros a las escuelas infantiles.

El ahogo financiero del Ayuntamiento de Alcorcón amenaza gravemente a las siete escuelas infantiles y las dos casas de niños municipales. Aunque gestionadas indirectamente -la mayoría por cooperativas sin ánimo de lucro-, estos centros tienen carácter público y, como tal, reciben mensualmente una asignación económica del Ayuntamiento y otra de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, desde hace 10 meses el Consistorio no atiende estos pagos, estrangulando las cuentas de las escuelas que no pueden subsistir únicamente con la parte de los gastos que depende de la cuota aportada por los padres.

Además, el Ayuntamiento no ha destinado a los centros el dinero que la Comunidad de Madrid les transfiere con ese objetivo. Es decir, el Consistorio se ha gastado la financiación reservada a las escuelas infantiles en otras áreas. Así, la deuda se eleva a 1,2 millones de euros. La consecuencia directa de ello es que ya hay guarderías que no pueden pagar las nóminas de sus empleados.

"Somos conscientes de que la situación es límite", reconoce el alcalde de Alcorcón, David Pérez, del PP y que sustituyó al socialista Enrique Cascallana después de las elecciones de mayo. Ambas formaciones, PP y PSOE, se acusan mutuamente del problema. "Cuando llegamos la caja estaba vacía", denuncia el alcalde, que sostiene que fue durante el mandato socialista, en noviembre de 2010, cuando las escuelas dejaron de recibir el dinero. Y hace hincapié en que a día de hoy la deuda de la localidad de casi 200.000 habitantes asciende a 253 millones de euros, aproximadamente la mitad de cuya cifra corresponde al impago a proveedores.

Por su parte, María Antonia García, concejal del Grupo Socialista, admite que tuvieron problemas para financiar las escuelas infantiles aunque asegura que la Comunidad de Madrid no les transfirió los fondos desde enero de este año. "Tratamos de afrontar nuestros pagos. Si hubiéramos tenido la aportación del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, la situación no hubiera llegado hasta este extremo", dice. El alcalde rechaza este argumento y señala que la Comunidad sí ha cumplido con los plazos de pago.

En cualquier caso, más allá de las batallas políticas, las asociaciones de padres muestran su indignación ante la falta de recursos con los que cuentan las escuelas infantiles del municipio, que dan empleo a 200 educadores y que acogen a más de 1.000 niños.

El caso de Alcorcón ilustra los graves problemas de financiación por los que atraviesan la mayoría de entes locales, algunos de ellos al borde de la quiebra. Pérez asegura que Alcorcón está realizando "esfuerzos tremendos" para dar una solución y que ya está en negociación con la Consejería de Economía y Hacienda y de Educación para que el Ejecutivo regional adelante algunas mensualidades que permitan dar algo de oxígeno a las escuelas infantiles públicas. De hecho, los centros necesitan fondos a corto plazo ya que los bancos les han cerrado las líneas de crédito.