Para mejorar la consideración del producto español

Los empresarios hortofrutícolas diseñan estrategias de marca

Los empresarios del sector hortofrutícola se han embarcado en una guerra por mejorar la consideración del producto español fuera de nuestras fronteras, en un mercado en el que la nota predominante sigue siendo la fuerte competencia con los productores de países ajenos a la Unión Europea. Para ello se están apoyando en diferentes estrategias y una de ellas es la promoción de las cualidades de sus productos a través de un imagen de marca.

Es el caso del colectivo Pink Lady, que lleva el nombre de una variedad de manzana que se cultiva en Cataluña, en particular en la región de la costa Brava. La organización, fundada en 1994, está formada por 2.800 productores que cultivan esta variedad, fruto de la combinación entre una Golden Delicious y una Lady Williams. El equipo, que se completa con envasadores y comercializadores, está realizando numerosos esfuerzos para la comunicación de las cualidades de la manzana. En concreto, en Fruit Attraction celebrarán un taller de cócteles para enseñar cómo puede emplearse el producto en esta tarea.

Otras firmas han optado por especializar en la producción de alimentos de cuarta gama, es decir, lavados, pelados y cortados, con vistas a su comercialización en cadenas de supermercados. Un ejemplo de esta estrategia lo protagoniza la compañía Costa de Almería, que vende a través de este sistema pimientos preparados.

Por su parte, la firma Alhóndiga La Unión, que comercializa envases de tomate, pimiento, pepino y calabacín de quinta gama, ha informado de que está negociando ampliar sus ventas a grandes marcas. Ya trabaja con Alcampo, Carrefour y Lideraliment.