Muy difícil el escenario del próximo año

Los vuelos europeos y la subida del crudo condenan a Iberia a pérdidas hasta 2012

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano, advirtió ayer que el próximo año va a ser "muy difícil" para el negocio aéreo y en particular para la aerolínea española por el déficit en los vuelos de corto y medio radio, la evolución del precio del crudo y la ineficiencia de la flota de largo radio. En este escenario anunció pérdidas para 2011 y 2012.

Los vuelos europeos y la subida del crudo condenan a Iberia a pérdidas hasta 2012
Los vuelos europeos y la subida del crudo condenan a Iberia a pérdidas hasta 2012

Iberia no podrá entrar en beneficios hasta 2013. Este es el principal mensaje lanzado ayer por el consejero delegado de la aerolínea española, Rafael Sánchez Lozano, durante un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). El directivo aseguró que la obligación de cualquier gestor es darle la vuelta a la cuenta de resultados y luchar contra las pérdidas. Sin embargo, describió un panorama "muy difícil" para los próximos meses en los que "el lanzamiento de Iberia Express y el cambio de la flota de largo radio" de los cuatrimotores Airbus 340 actuales a los nuevos birreactores Airbus 330 "no va a surtir efecto de manera inmediata".

Otro factor de gran relevancia en las malas perspectivas es la evolución del precio del combustible que, según los datos que aportó, se ha disparado un 40% en el actual ejercicio de 2011 y que en 2012 subirá otro 25%.

Iberia, hasta 2010, ha encadenado 14 años de beneficios consecutivos, con la excepción de 2009, cuanto tuvo números rojos por 273 millones. El año pasado volvió a los resultados positivos con 89 millones, pero ha saldado el primer semestre de 2011 con nuevas pérdidas de 78 millones.

En referencia a la creación de Express, el consejero delegado afirmó que Iberia "siempre tendrá una operación fuerte de corto radio. Hay rutas que son rentables y se mantendrán". Puso como ejemplo el puente aéreo entre Londres y Madrid que realiza en colaboración con British Airways: "Es un producto que tiene que mantener una alta calidad y no podemos ofrecer algo distinto de lo que hacemos ahora". Sánchez Lozano se preguntó, a modo de ejemplo, si la ruta Madrid-París aceptará "un proyecto más sencillo como el de Express o, si nos atrevemos a hacer un cambio, los pasajeros se irán con Air France".

Sánchez Lozano rechazó la idea de que otras externalizaciones de actividad lanzadas por Iberia "hayan sido un fracaso". Aseguró que "tenemos una historia de éxito con Clickair y Vueling y esa es nuestra ventaja en esta aventura". En su opinión, las claves de la viabilidad de Express residen en "que tenga una dirección completamente independiente de Iberia y que no haga competencia a la matriz".

Reiteró que la creación de Express es compatible con los convenios que la aerolínea tiene firmados con los pilotos, tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) y trabajadores de tierra de Iberia, por lo que animó al Sepla "a acudir a los tribunales para solucionar el conflicto en vez de ir a la huelga". Para Iberia, las "decisiones jurídicas deben tomarlas los jueces". Por ello retó al Sepla a que, si finalmente se llevan adelante los paros que ha anunciado "justifique con detalle cuáles son sus motivos", ya que la creación de Express "es beneficiosa".

ALA y los aeropuertos

Por otra parte, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) que agrupa a las compañías españolas y extranjeras que operan en la red de Aena lanzó un comunicado para congratularse del aplazamiento en los concursos de licitación de la gestión de los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

La patronal exige que a partir de ahora "se abra un espacio para la reflexión pública de una medida, que supondrá un impacto trascendente en la actividad del transporte aéreo en España". En su opinión, lo esencial es que se identifique y asuma un nuevo modelo por todos los actores en el proceso productivo. "Lo relevante no es la titularidad pública o privada de la gestión (de Barajas y El Prat), sino la eficiencia resultante", en un ámbito en el que deben primar las reglas del mercado y de la competencia.

Cumbre de asociaciones de pilotos en Madrid

El presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (Ifalpa), Don Wykoff, alertó ayer del alto índice de siniestralidad que se está produciendo en la aviación de todo el mundo en los últimos años debido a que las compañías buscan aumentar la rentabilidad aun a costa de generar fatiga en las tripulaciones.

El máximo exponente sería la situación del sector de helicópteros y trabajos aéreos, que en este 2011 se ha cobrado en España la vida de 18 personas en 10 accidentes, "sin que haya habido ninguna reacción por parte de las autoridades".

Wykoff dijo que en España la siniestralidad de los helicópteros es nueve veces más alta que la registrada en la operaciones de aviones comerciales.

Por su parte, Javier Martínez de Velasco, presiente del sindicato de pilotos Sepla, afirmó que en los últimos 10 años se han registrado un total de 81 accidentes de helicópteros en nuestro país, lo que supone una media de unos 7,4 accidentes al año.

El aumento de la siniestralidad aérea es una de los temas principales en los que se centra la reunión de comités de Ifalpa que se celebra durante esta semana en Madrid con la participación de representantes de los pilotos de todo el mundo, con la central española del Sepla como anfitrión.