Se asignó una pensión vitalicia de 370.000 euros

La ex directora general de la CAM se apunta al paro

La ex directora general de CAM, María Dolores Amorós, se ha apuntado al paro en una oficina del servicio valenciano de empleo. La CAM asignó a Amorós una pensión vitalicia de 370.000 euros.

La exdirectora general de Caja Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, ha acudido a una oficina del Servicio Valenciano de Formación y Empleo (SERVEF) para solicitar la prestación por desempleo.

Fuentes cercanas a Amorós han señalado a EFE que la exnúmero dos de CAM se personó el pasado viernes en una oficina alicantina del SERVEF (que tiene las competencias de empleo en la Comunitat Valenciana) para iniciar los trámites.

Esto se produce después de que el 28 de septiembre fuera despedida por los nuevos administradores nombrados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para CAM, bajo la acusación de "buscar el beneficio propio, falsear las cuentas y realizar una gestión deficiente" mientras que ocupó el cargo de directora general.

Además, consideraron "reprobable" el sueldo de Amorós y la pensión vitalicia de 369.497 euros al año que iba a recibir al jubilarse, lo que finalmente no ocurrirá aunque la exdirectora general ha anunciado su intención de recurrir a los tribunales sus derechos laborales.

La gestión de Amorós en CAM ha sido examinada por los administradores designados por el FROB desde que la entidad financiera entonces presidida por Modesto Crespo fuera intervenida por el Banco de España el pasado 22 de julio.

A comienzos de agosto, la nueva dirección la destituyó de su cargo y la suspendió de empleo, aunque no de sueldo, como paso previo a su despido a finales de septiembre.