Los expertos creen que, en lo que queda de año, el selectivo chocará con los 9.500

¿Cuál es el techo del Ibex?

Las autoridades avanzan en el camino para atajar las dificultades que atormentan al sistema financiero europeo y a algunas economías de la zona euro y los analistas confirman que los mercados han recuperado parte de la confianza perdida. Pese a todo, el máximo que marcará el Ibex en lo que queda de año serán los 9.500 puntos.

Bajadas de la calificación de España por parte de las agencias de rating, dudas que giran en torno a los planes de recapitalización de la banca y un incierto futuro de Grecia. El mercado tiene varios frentes a los que mirar y, aunque cualquiera de estas batallas podría hacer provocado caídas adicionales, lo cierto es que no está siendo así. Aunque de manera moderada, las ganas de comprar han vuelto a los inversores y la Bolsa ha aprendido a controlar los daños y cuantificar las pérdidas.

Y los analistas lo tienen claro. El sentimiento del mercado ha cambiado, se ha vuelto ligeramente más optimista. Parece que, al fin, los inversores han decidido confiar en la batería de medidas que han puesto en marcha los Gobiernos y los organismos internacionales. Eslovaquia ha dado el visto bueno a la ampliación del fondo de rescate, los Ministros de Finanzas del G20 se preparan para afrontar cara a cara la crisis de solvencia y tanto Francia como Alemania están dispuestos a avanzar en los planes de capitalización del sector bancario.

"No nos queda otra que admitir que las sensaciones que nos deja el mercado son muy distintas de las que había hace unas semanas. Ahora las noticias positivas (que siguen siendo pocas) cotizan más que las negativas (que siguen siendo muchas) y esto es sinónimo de tendencia alcista", explica Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio. "Evidentemente, todo puede cambiar, y el factor de cambio entendemos que no vendrá por las noticias buenas o malas. Si algo se ha podido ver en estos meses de verano es que el análisis técnico ha funcionado. Ahora que la renta variable europea ha superado las resistencias de corto plazo (8.800 en el Ibex, 5.700 en el Dax y 2.200 en el Eurostoxx) y el bono alemán ha superado el 2% de rentabilidad, la conclusión es que esto es alcista para los activos de riesgo mientras estos niveles no se pierdan", añade.

En este contexto, los expertos creen que el máximo que alcanzará el Ibex en lo que queda de año serán los 9.500 puntos. "Hemos pasado de un escenario marcado por el riesgo a un colapso del sistema (quiebra desordenada de Grecia, ruptura del euro...). Estos problemas se han resuelto y estamos recuperando los excesos de caídas experimentadas en el mes de agosto, pero no debemos olvidar el débil crecimiento económico y el escenario de deuda porque va a ser lo que limite el repunte del mercado", explica Nicolás López, de MG Valores. "El máximo al que podemos llegar de aquí a final de año serán los 9.500 puntos. Nos moveremos entre 8.500 y 9.500 y la volatilidad, que ya se está moderando, continuará suavizándose", detalla López.

No es el único que cree que este nivel será el techo de la Bolsa española en los próximos dos meses y medio. Ignacio Cantos, de Atlas Capital, considera que lo que ha cambiado actualmente es la implicación de los mandatarios europeos. "El mercado está aceptando las malas noticias muy facilmente. A final de año deberíamos recuperar hasta 9.500 o, como mucho, 9.700 puntos".

En el horizonte a corto plazo, desde luego, hay un acontecimientos que podría cambiar el devenir del mercado. Sabadell recuerda que la cumbre europea del 23 de octubre podría traer consigo una salida a la complicada situación financiera de Grecia, una ampliación de la capacidad efectiva del FEEF y la manera de llevar a cabo el plan de recapitalización de la banca (quién financiaría y a qué entidades iría destinado). Pero teniendo en cuenta experiencias pasadas, no hay duda de que la incertidumbre está servida.