Por la ausencia de una oferta mayorista de 30 megas

La CMT rechaza la petición de Orange para impedir a Telefónica comercializar fibra

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha desestimado la petición de la filial española de France Telecom, Orange, de instar a Telefónica a abstenerse de comercializar ofertas minoristas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH).

En concreto, Orange demandaba que Telefónica remitiera "urgentemente" una nueva oferta que cumpla con la resolución y que se abstuviera de comercializar ofertas minoristas FTTH hasta que su oferta de comercialización por terceros no estuviera "plenamente disponible" y se garantizara la "plena replicabilidad".

No obstante, la CMT considera que Telefónica ha cumplido con la obligación de ofrecer un servicio de reventa de las ofertas FTTH con velocidad no superior a los 30 megas por segundo aunque, apostilló el regulador, el operador incumbente presenta deficiencias que "deben subsanarse".

De esta forma, el organismo presidido por Bernardo Lorenzo da la razón a Telefónica frente a Orange, que el pasado 2 de marzo remitió un escrito en el que señalaba que la oferta de comercialización por terceros de las ofertas minoristas FTTH de Telefónica incumple lo dispuesto por la CMT en su resolución del 11 de noviembre.

En esta resolución, la CMT resolvió que, hasta la disponibilidad efectiva del nuevo servicio de banda ancha mayorista sobre fibra (NEBA), Telefónica deberá poner a disposición un servicio de reventa de sus servicios minoristas para su comercialización por terceros con el objetivo de garantizar la "replicabilidad" de todas las ofertas de banda ancha que comercialice hasta los 30 megas.

De esta forma, se pretende que los operadores alternativos puedan ofrecer servicios de fibra óptica del mismo nivel de calidad y prestaciones que Telefónica, posibilitando unos márgenes de comercialización "adecuados".

Entre otras cuestiones, Orange denunciaba en su escrito la imposibilidad de competir con la nueva oferta de 50 megas de Telefónica y añade que la firma presidida por César Alierta incumple con la obligación de incorporar una modalidad de 30 megas de reventa, ya que el servicio de 10 megas planteado es un remedio "ficticio" y que es demasiado caro.

La CMT señala sin embargo que la afirmación de Orange de que la modalidad de 10 megas presenta precios "desproporcionados" y no se comercializa en la práctica "no se ajusta a la realidad". Desde el 1 de febrero, las ofertas comerciales FTTH de Telefónica son las de velocidades nominales de acceso de 10, 50 y 100 megas. Así pues, la definición del servicio de reventa de 30 megas "excedería" el alcance de la obligación, señala la CMT.

La CMT dice que las ofertas minoristas que deben poder ser replicadas son aquéllas que se encuentren dentro del ámbito de la regulación, que no alude a las ofertas de velocidades superiores a 30 megas y, añade, que Telefónica ha cumplido con la obligación de ofrecer un servicio de reventa inferiores a este límite.