Asciende a 380 millones de euros

La Generalitat comunica a los ayuntamientos que no pagará la gestión de las depuradoras

La Agencia Catalana del Agua (ACA), adscrita a la Consejería de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, ha comunicado a los ayuntamientos catalanes que no les abonará las cantidades correspondientes a la gestión de las depuradoras durante 2011 y ve difícil pagar las de 2012, han confirmado a Europa Press fuentes de la Agencia.

Según ha avanzado la Cadena Ser, la deuda de la ACA con los entes locales asciende a 380 millones de euros, en su mayoría por la gestión de depuradoras, y de ellos unos 240 corresponden al año en curso y otros 140 millones comprometidos para el año que viene.

El presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) y alcalde de Sabadell (Barcelona), Manuel Bustos, ha explicado en una carta a los alcaldes que el mismo presidente de la ACA, Leonard Carcolé, ha precisado que no es posible hacer frente a los pagos comprometidos.

Los representantes de los municipios se han reunido este jueves, según han confirmado a Europa Press la FMC, para analizar la situación y han acordado transmitir esta misma semana por carta al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la vicepresidenta, Joana Ortega, y al consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, la extrema preocupación del mundo local.

La FMC ha precisado que esperará a ver si es posible hallar una solución, si bien no descarta la vía judicial para hacer frente a esta situación, que puede comprometer el funcionamiento de las depuradoras.

"Nadie se preocupó"

La ACA, por su parte, ha culpado a la administración anterior de no haber hecho bien las cuentas, y ha precisado a Europa Press que "nadie se preocupó de estructurar la deuda de forma profesional".

Como muestra de ello, ha señalado que el año 2010 cerró con un déficit de 106 millones de euros, y se fijaron préstamos para pagar en 5 años cuando la financiación se ha utilizado para pagar obras con una duración de hasta 30 años.

Durante 2011 la ACA verá vencida una deuda de 211 millones de euros, y en 2012 la cantidad será de 290 millones -unos 500 millones en total-, si bien el organismo busca soluciones refinanciando deuda, aumentando ingresos con medidas como el aumento del canon, y reduciendo gastos.

La agencia considera que se está "muy cerca" de resolver la situación, si bien la salida será lenta y progresiva.

Asimismo, la ACA considera que las administraciones locales y las dos federaciones de municipios catalanas forman, como el Área Metropolitana de Barcelona, forman parte del consejo de administración del organismo y, por lo tanto, "son directamente responsables" del estado de las cuentas.

"Por responsabilidad institucional, pero también en su calidad de administradores de la agencia, deberían remar en la misma dirección", ha precisado la ACA.