Seleccionadas por el FROB

Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell, elegidos para pujar por CAM

Las ofertas presentadas por el Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell para hacerse con la Caja del Mediterráneo (CAM) han sido seleccionadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como las mejores, según han informado a Efe fuentes financieras.

Este reconocimiento, que descarta a otros interesados, permitirá a las cuatro entidades acceder en los próximos días a una auditoría exhaustiva para conocer hasta el último detalle de la CAM, con el fin de que se animen a presentar una oferta en firme por la caja.

La previsión inicial era que la CAM, intervenida por el Banco de España a finales de julio, se adjudicara en subasta al mejor postor a finales de octubre.

Sin embargo, este objetivo parece prácticamente inalcanzable si se tiene en cuenta la dificultad del proceso, que ha hecho que los candidatos seleccionados aún no hayan empezado el estudio de los balances de la CAM, a lo que tendría que dedicar varias semanas.

En ese tiempo, las cuatro entidades tendrán también la posibilidad de resolver cualquier cuestión con los administradores de la CAM designados por el FROB que tomaron las riendas de la caja tras su intervención.

Las fuentes aseguran que la oferta más generosa sería la presentada por CaixaBank, aunque el Banco Santander, que propuso integrar la CAM en Banesto, sería el favorito por su solvencia y experiencia.

En el caso del Banco Sabadell, la propuesta habría sido muy valorada por el FROB ya que da la posibilidad a la entidad catalana, de tamaño medio, de colocarse entre los grandes por volumen de activos.

Por último, BBVA habría presentado la oferta menos atractiva a ojos del fondo dependiente del Banco de España y el Ministerio de Economía, aunque se seleccionó porque, al igual que el Santander podría absorber cómodamente una entidad del tamaño de la CAM.

En cualquier caso, los expertos de las cuatro entidades tendrán que sopesar el riesgo de integrar una cartera con préstamos al sector promotor que superaban los 12.600 millones a cierre de junio, de los que más de la mitad ya habían entrado en mora y otro 10% era susceptible de que corrieran la misma suerte.

Igualmente, tendrán que plantearse los próximos vencimientos de emisiones mayoristas de la CAM, superiores a 7.000 millones antes de 2013.

Aunque la novedad, respecto a cuando hicieron llegar sus ofertas no vinculantes, es que se podrían aceptar ofertas más bajas de lo inicialmente previsto porque el Estado no perdería dinero.

Para ello, el Gobierno aprobará en los próximos días un decreto que unifica los fondos de garantía de depósitos de bancos, cajas y cooperativas de crédito y obliga a que el patrimonio con el que cuenta sirva para cubrir posibles pérdidas al erario público.