Estrategia corporativa

Total separa la actividad química y de refino de la comercialización

La petrolera francesa Total ha anunciado una nueva organización con la separación en dos divisiones de las actividades industriales químicas y de refino, por una parte, y de las de comercialización de carburante por otra.

Con estos cambios, realizados "en un entorno económico y competitivo en profunda evolución", Total señaló en un comunicado que "dinamiza la estrategia de desarrollo de las actividades industriales y comerciales", e insistió en que se van a llevar a cabo "sin plan social y sin ningún despido".

La petroquímica y el refino estarán agrupados en una rama en la que también se incluirán filiales de química de especialidades como Atotech, Bostik y Hutchinson, así como de fertilizantes (GPN, Rosier). Su sede estará en Bruselas y en París, mientras la dirección general tendrá como base la capital belga.

El propósito de unir esas dos actividades es doble, la primera "reforzar las posiciones industriales de Total en Europa gracias a una mejor valoración de los productos", así como "una mejora del resultado energético de las plantas industriales y de su disponibilidad", con una visión unificada de los planes de desarrollo.

La segunda es desarrollar grandes proyectos integrados para responder mejor a la demanda de los mercados en crecimiento.

En cuanto a la división de aprovisionamiento y comercialización (Supply Marketing), la compañía confía en que le permita disponer de "una organización más ofensiva para continuar un desarrollo selectivo en los mercados maduros de Europa Occidental y conquistar nuevas posiciones en los mercados en crecimiento en el resto del mundo" (África, Oriente Medio, Asia-Pacífico y América).

El presidente de la empresa, Christophe de Margerie, subrayó que esta nueva organización "no modifica el perímetro global de Total, que sigue siendo un grupo integrado".

De Margerie igualmente hizo hincapié en que le dará una mejor visibilidad a las actividades industriales y comerciales para que puedan mejorar sus resultados en los mercados tradicionales y desarrollarse en función de sus propios desafíos, en particular en los mercados en crecimiento.