Aena mantiene el calendario pese a la presión política y empresarial

Fomento reúne en Barajas y El Prat a los siete licitantes para reafirmar el proceso de concesión

Los consorcios interesados en pujar por la gestión de los dos grandes aeropuertos de Aena participaron la semana pasada en dos reuniones clave para conocer las infraestructuras in situ. Fomento y Aena ratifican los plazos del concurso, por lo que esperan las ofertas el 31 de octubre.

Fomento reúne en Barajas y El Prat a los siete licitantes para reafirmar el proceso de concesión
Fomento reúne en Barajas y El Prat a los siete licitantes para reafirmar el proceso de concesión

Con el concurso de concesión de la gestión de Barajas y El Prat en fase de data room desde mediados de septiembre, y entre las dudas en círculos empresariales y políticos sobre si el Ministerio de Fomento mantendrá el calendario, la semana pasada se cumplió uno de los hitos importantes en el proceso de privatización.

Hasta un centenar de representantes de los siete consorcios en liza visitaron los dos aeropuertos. Unas reuniones sobre las que no ha habido comunicación oficial y en las que Aena trató de despejar cualquier incertidumbre sobre el ritmo de los concursos.

Fuentes cercanas a los encuentros comentan que fueron de carácter colectivo y que Aena permitió la inspección física de las infraestructuras. Los hangares, terminales, la torre, las pistas, sistemas de seguridad, todo lo que rodea a la logística del equipaje, y hasta el último de los rincones de los aeropuertos madrileño y barcelonés fueron sujetos a supervisión. Un control que se antoja necesario cuando los consorcios tratan de valorar los activos y trabajan en el cierre de la financiación.

La cita en Madrid tuvo lugar el miércoles, mientras que los postores de El Prat realizaron su visita el viernes. Las fuentes consultadas afirman que cada uno de los siete consorcios inmersos en los concursos acudió con sus asesores financieros, técnicos y legales.

Aena, por su parte, estuvo representada por sus intermediarios en la operación: AT Kearney como consultor estratégico; Royal Bank of Scotland en el papel de banco de inversión, y Cuatrecasas como asesor jurídico. Al margen de estas firmas, asistieron a las reuniones los directivos tanto de Barajas como de El Prat.

Cuatro horas

Un portavoz oficial de la empresa que preside Juan Lema indicó que las dos visitas se inscriben dentro de la "normalidad con la que se desarrolla el proceso de licitación", y aseguró que "no tenemos duda de que se cumplirá el calendario".

Este portavoz explicó que los dos encuentros tuvieron el mismo formato y duraron aproximadamente cuatro horas cada uno. Primero, la nutrida representación de los licitantes fue instalada en una sala de reuniones. Allí, durante una extensa exposición a cargo de los técnicos de Aena, se dieron a conocer los principales parámetros económicos de cada aeropuerto.

Con posterioridad, los equipos de los licitantes pasaron a "conocer y a inspeccionar con detalle departamentos y zonas del aeropuerto a las que los pasajeros no tienen acceso". Los consorcios interesados por pujar tienen entre sus integrantes a Ferrovial, Abertis, San José, FCC, Acciona, la india GMR y la francesa Aéroports de Paris.

Sobre la continuidad del concurso, por el que se abre el 90% del capital de Barajas y El Prat, también ha incidido el ministro José Blanco. Tras el Consejo de Ministros del viernes reiteró que el Gobierno no va a consentir que se cuestione "un proceso transparente, reglado, abierto y con un calendario preestablecido", en referencia a la petición del Partido Popular de paralizar la privatización del gestor aeroportuario Aena Aeropuertos. Los populares exigen que la decisión la tome el Gobierno que salga de los próximos comicios del 20-N.

Las cifras

5.300 millones es lo mínimo que recaudará Aena como canon inicial por la concesión de Barajas y El Prat durante 20 años, con derecho a una prórroga de cinco.

20% de la facturación será el mínimo que deberán pagar las concesionarias cada ejercicio como canon anual.

Plan piloto para reducir los retrasos

Aena y las aerolíneas actúan en todos los frentes para intentar resolver uno de los más graves problemas que tiene planteada la aviación comercial en España desde hace dos años: los retrasos aéreos. Con este objetivo, la propietaria de los aeropuertos, las aerolíneas Air Berlín y Air Europa, y los operadores de servicios aeroportuarios Acciona y Groundforce (Globalia Handling) firmaron el viernes un proyecto piloto para actuar sobre los retrasos en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

La iniciativa que se pone en marcha consiste en la implantación de una nueva filosofía de trabajo que responde a las siglas A-CDM (Airport Collaborative Decision Making). Consiste en la adopción de decisiones conjuntas por todos los protagonistas de la operación aeroportuaria mediante la puesta en común de información, suministro puntual y fiable de datos relevantes que tienen los diferentes implicados en la operativa de cada vuelo.

Fuentes de Aena indicaron que esta iniciativa, integrada dentro del programa Sesar (Single European Sky ATM Reserch) para mejorar la gestión del tráfico aéreo en el marco del Cielo æscaron;nico Europeo, tiene como objetivo la implantación del A-CDM en 100 aeropuertos en 2014. A día de hoy, A-CDM se encuentra implantado en cuatro aeropuertos europeos: Múnich, París-Charles de Gaulle, Bruselas y Fráncfort.