Desembolsó unos 25 millones en prejubilaciones e indemnizaciones

Novacaixagalicia asume que los pagos a sus cuatro exdirectivos son legales

Novacaixagalicia, que ha iniciado una auditoría interna para analizar la legalidad de las indemnizaciones desembolsadas a cuatro de sus exdirectivos, contempla en un primer análisis que estos contratos, y por lo tanto los pagos, son totalmente legales. En total, la caja abonó unos 25 millones de euros en concepto de prejubilaciones e indemnizaciones. Pero la lista no acaba ahí. Fuentes próximas a la entidad apuntan a otros cuatro exresponsables de las cajas gallegas como beneficiarios de indemnizaciones.

Crece el revuelo por las millonarias indemnizaciones percibidas por cuatro exdirectivos en Novacaixagalicia, entidad en la que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) acaba de inyectar casi 2.500 millones de euros para su recapitalización. Tras la auditoría interna abierta por la nueva cúpula del NCG Banco -José María Castellano, presidente, y César González-Bueno, consejero delegado-, la entidad ha asumido que los contratos de los afectados son "totalmente válidos", por lo que según los análisis preliminares no se pueden tomar medidas legales para pedir la devolución del dinero, aseguran fuentes próximas a NCG.

Aunque la entidad no ha querido desvelar el importe cobrado por cada uno de los cuatro exdirectivos, se calcula que estos han podido llegar a percibir unos 25 millones de euros. El exdirector general, José Luis Pego, que abandonó su cargo el pasado septiembre, habría recibido en torno a ocho millones en concepto de prejubilación e indemnización.

En el caso del exdirector general adjunto de la oficina de integración, âscar Rodríguez Estrada, habría cobrado unos siete millones de euros y el exresponsable del grupo inmobiliario, Gregorio Gorriarán, unos cinco millones de euros.

La entidad no contempla pedir la devolución por vía judicial

Diferentes fuentes financieras afirman que el único que habría renunciado a una parte de la cantidad que le correspondía como alto directivo por su salida -algo más de un 30% según fuentes sindicales- ha sido Javier García Paredes, exdirector general adjunto de la entidad. Aun así, García Paredes, de 51 años, habría cobrado entre seis y siete millones.

Pero estas no serían las únicas salidas que se han producido de la entidad gallega con indemnizaciones desorbitadas. Fuentes próximas a NCG señalan que otros cuatro exdirectores (Julio Rivero, Juan Dapena, Ángel López-Corona y Alberto Millez) habrían percibido sumas elevadas, que cifran en hasta cinco millones de euros cada uno de ellos. Los dos primeros procedían de Caixa Galicia y los dos segundos de Caixanova.

Estas cifras, que se suman a las percibidas por los exgestores de la intervenida CAM, han levantado un polvorín entre los partidos y los sindicatos que, salvo el PSOE, apuntan al Banco de España como responsable de haber permitido unas remuneraciones tan elevadas, máxime aún en el caso de una entidad que ha recibido ayudas públicas.

Pero la batalla más encarnizada la han protagonizado en este terreno el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el Banco de España, inmersos en un cruce de acusaciones sobre de quién es competencia la supervisión de las remuneraciones de estos directivos. Fuentes del sector aseguran que esta es compartida aunque, en algunos casos como la inspección, la comunidad autónoma la delega al Banco de España.

Ayer, Feijóo además pidió que se modificaran las indemnizaciones de "todos los directivos" de Caixa Galicia y Caixanova siguiendo una directriz comunitaria, que las limita a un máximo de dos años de retribuciones fijas.

Méndez y Gayoso cobraron 12 millones de euros

Los expresidente de Caixa Galicia y Caixanova, José Luis Méndez y Julio Fernández Gayoso, también han percibido una suculenta pensión de la entidad, según diferentes fuentes financieras, que ronda los 12 millones de euros.

Méndez abandonó la entidad en septiembre de 2010 con 65 años (según los estatutos de la caja podría haber continuado en su puesto hasta los 70 años). Fuentes próximas al expresidente de Caixa Galicia afirman que este renunció a la indemnización que le correspondía, pero aún así habría cobrado unos 12 millones de euros de pensión. En estos momentos, Méndez es presidente de la Fundación Caixa Galicia, un puesto no remunerado pero que le da derecho a chófer y secretaria.

Además, José Luis Méndez mantiene el cargo de presidente de Ahorro Corporación y es vicepresidente de Caser. También tiene un puesto en los consejos de administración de Tecnocom, Reganova, Sacyr y Bodegas Terras Gauda.

Por su parte, Julio Fernández Gayoso cobró esta cantidad en junio de 2006, al abandonar la dirección general de Caixanova y asumir la presidencia no ejecutiva de la entidad. Gayoso niega haber percibido ninguna indemnización y ha asegurado a este periódico que recibe una pensión de jubilación desde entonces. Actualmente, es presidente de Novacaixagalicia, consejero de Novacaixagalicia Banco, vicepresidente de Banco Gallego y vicepresidente de la empresa de cable R.

El escándalo

1 Junio de 2011: el ex consejero delegado de Inditex es nombrado presidente del nuevo banco de NCG. No asume el cargo hasta el pasado mes de septiembre.

2 Septiembre de 2011: Castellano ficha a César González-Bueno, procedente de ING Direct, como consejero delegado de NCG Banco. Ese mismo día, el director general, José Luis Pego, deja su puesto.

3 Octubre de 2011: el pasado lunes trasciende que cuatro exdirectivos, incluido Pego, percibieron indemnizaciones millonarias. La entidad inicia una auditoría interna para analizar sus contratos.