Le envía una carta con motivo de su último Consejo

Carmignac reprocha a Trichet su actuación durante la crisis

La gestora Carmignac aprovecha el último Consejo del BCE presidido por Trichet para recriminarle su actuación al frente del regulador y su incapacidad para frenar la crisis que golpea de lleno a Europa.

Con motivo del último Consejo del BCE que presidirá Jean-Claude Trichet, la gestora Carmignac Gestion ha enviado una carta al hasta ahora gobernador del regulador bancario reprochándole las medidas emprendidas en los últimos tiempos para poner freno a la crisis.

La gestora no solo cuestiona la labor del economista al frente de la institución europea, sino que además le recrimina su actitud durante la presidencia del banco de Francia, momento en el que adoptó la política del "franco fuerte" afectando negativamente a la industria francesa.

En la carta, recogida por el Financial Times y El País, la compañía considera que las subidas de tipos de los últimos tiempos han puesto en peligro al euro. Ante la imposibilidad de rectificar le sugieren que en su última intervención tenga en cuenta dos propuestas: recortar los tipos de referencia del BCE a cero y redactar una declaración de intenciones en la que se comprometa a adquirir deuda pública de los países con problemas sin límite de importe.

En referencia a la primera propuesta, Carmignac Gestion apuesta a que una reducción del 1,5% supondría un balón de oxígeno para los países más débiles a la vez que permitiría contrarrestar la sobrevaloración del euro que acaba perjudicando a las exportaciones.

La segunda, establece que una vez que el volumen de compra del BCE supere el umbral en porcentaje del Producto Nacional Bruto (PNB) de un país, este se tendría que someter a un ajuste estructural del FMI. Además, opinan que una mayor presencia del BCE en el mercado de deuda evitaría a los bancos realizar una recapitalización inmediata y reduciría la tendencia deflacionista.