La firma de laboratorios farmacéuticos cayó ayer un 5,13% en Bolsa

Almirall se desploma en Bolsa tras anunciar menos beneficios

La cotización cae un 5,13% el mismo día en que comunica que prevé una caída en las ganancias previstas del 20%.

La firma de laboratorios farmacéuticos Almirall cayó ayer un 5,13% en Bolsa. La razón: su anuncio de que prevé cerrar el ejercicio 2011 con un descenso del resultado neto normalizado (sin incluir elementos no recurrentes) "en el rango superior de la veintena porcentual" y con una caída de en torno al 10% en las ventas. Así lo informó ayer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La actualización de las previsiones financieras para este ejercicio, y el próximo, de Almirall se produce tras valorar el impacto de la reforma farmacéutica aprobada por el Gobierno el pasado 19 de agosto, dentro de las medidas para reducir el déficit público.

Almirall mantiene su previsión de ventas "con una erosión" de alrededor del 10% para este año, situando su facturación en el entorno de los 476 millones de euros. Según indica en el hecho relevante, estima que podría seguir una tendencia similar en 2012, "salvo circunstancias imprevistas".

ALMIRALL 13,71 -1,86%

En cuanto al resultado neto normalizado, en 2012 espera una "mejora relativa", con una menor disminución porcentual en comparación con la prevista para este año. La compañía afirma que proporcionará más información financiera sobre 2012 con la publicación de los resultados del tercer trimestre de este año, prevista para el 14 de noviembre.

En el primer semestre de 2011, Almirall ganó 67,8 millones de euros, un 22% menos que en el mismo periodo del año anterior. Las ventas netas del grupo, por su parte, alcanzaron los 426,5 millones, un 9,1% menos, debido a la erosión de precios y la competencia de los genéricos.

Pero las cuentas ya estaban en declive el año pasado. En 2010, la compañía obtuvo un beneficio neto de 118,6 millones de euros en 2010, un 21,7% menos que en 2009.

El efecto de los recortes

Esta no es la primera vez que la firma rebaja la previsión de beneficios; ya los había situado un 15% por debajo de la cantidad estimada. La razón es la misma de la que adolecen sus competidoras: los recortes del Gobierno.

Las medidas de ajuste del sector farmacéutico, destinadas a ahorrar 2.400 millones de euros a los presupuestos del Ministerio de Sanidad, incluyen la instauración de la prescripción por principios activos en vez de por marcas y la rebaja en un 15% del precio de los medicamentos de más de diez años que no tengan un equivalente genérico en el mercado.