Asegura que conseguirá un superávit primario de 3.200 millones en 2012

Grecia niega ser chivo expiatorio de la eurozona y dice que saldrá adelante

El ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, dice que "Grecia es un país orgulloso" que tiene "potencial y habilidad para salir adelante a pesar de la profunda recesión acumulada en los últimos tres años, del 12% del PIB".

"Grecia es un país con dificultades estructurales, pero no es el chivo expiatorio de la zona del euro", ha afirmado Evangelos Venizelos a su llegada al Eurogrupo que se celebra hoy en Luxemburgo y al que se unirán mañana los ministros de Finanzas de los Veintisiete. Según el ministro de Finanzas griego, "Grecia es un país orgulloso" que tiene "potencial y habilidad para salir adelante a pesar de la profunda recesión acumulada en los últimos tres años, del 12 % del PIB".

El Gobierno heleno ha presentado hoy al Parlamento el presupuesto 2012 que incluye una previsión de déficit superior al objetivo marcado para este año como condición para recibir el rescate internacional de 109.000 millones de euros (8,5%, en lugar del 7,6% requerido), lo que podría poner en riesgo la entrega del sexto tramo de ayuda, de 8.000 millones de euros. "Grecia ha aprobado todas las medidas difíciles y necesarias para cumplir sus obligaciones ante sus socios institucionales", ha afirmado Venizelos, quien asegura que el presupuesto para 2012 es "muy ambicioso".

"Nuestro objetivo es presentar, por primera vez en muchos años, un superávit primario de 3.200 millones de euros", ha sostenido, explicando que la consolidación fiscal y financiera de los últimos dos años ha sido "muy fuerte y muy rápida, y estamos listos para presentar resultados". Venizelos ha recordado que en 2009 el déficit primario se situó en 24.000 millones de euros, mientras que este año es de 2.300 millones de euros y el año que viene se conseguirá un superávit primario de 3.200 millones.

El ministro había adelantado horas antes en un comunicado que la desviación que se producirá en 2011 se debe a que la recesión es mayor de lo esperado, pero garantizó que será "completamente compensada" en 2012. Asimismo recalcaba que el borrador remitido hoy al Parlamento sigue las líneas del acuerdo alcanzado con la troika -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional-, que tiene que autorizar el próximo desembolso de ayuda.

El presupuesto está apoyado por medidas que ya han sido decididas y anunciadas y se espera que sean aprobadas a finales de octubre, comentó en referencia a compromisos como la reducción en un 30% hasta 2015 del sector público, que afectará en los próximos tres meses a 30.000 funcionarios, que serán enviados a la reserva, paso previo al despido o la jubilación anticipada.