Índice PMI de septiembre

La actividad manufacturera española cae al nivel más bajo desde junio de 2009

El índice PMI del sector manufacturero español cayó en septiembre hasta un nuevo mínimo en más de dos años, poniendo de manifiesto la debilidad industrial de la economía nacional.

Según un sondeo elaborado por Markit y difundido hoy, el índice cayó en septiembre hasta 43,7 -el nivel más bajo desde junio de 2009- frente a los 45,3 de agosto y comparado con unas previsiones que apuntaban a 45.

Los nuevos pedidos decrecieron a una tasa "considerable" durante septiembre, ya que el deterioro de las condiciones económicas ha provocado que la demanda de los clientes disminuyese. De este modo, la reducción de los nuevos pedidos desencadenó un importante declive en la producción manufacturera, la quinta consecutiva y la más pronunciada en 28 meses.

Puesto que el volumen de los nuevos pedidos y las necesidades de producción disminuyeron, las empresas de nuevo redujeron sus actividades de compra.

"Los datos más recientes del PMI del sector manufacturero español son muy preocupantes debido al alcance de las caídas en variables importantes como la producción y los nuevos pedidos, que son más amplias que en cualquier fase anterior a la recesión", dijo Andrew Harker, economista de Markit.

Una cifra por debajo de los 50 puntos indica contracción en el sector, mientras que por encima de ese nivel apunta a una expansión.

La actividad de la eurozona, en mínimos de 25 meses

Por su parte, el dato de la actividad manufacturera en la zona euro se situó en septiembre en 48,5 puntos, su nivel más bajo desde agosto de 2009 ante el fuerte retroceso de los nuevos pedidos recibidos.

De hecho, mientras el ritmo de descenso de la producción se moderó respecto al mes anterior, los nuevos pedidos decrecieron al ritmo más fuerte en 27 meses arrastrados por la combinación de unas decepcionantes ventas domésticas y la debilidad de las exportaciones.

De este modo, el conjunto de los países analiados, con excepción de Italia, experimentaron caídas en la actividad manufacturera, que en el caso de Alemania bajó a mínimos de dos años y en el de Países Bajos, Francia y Austria a su nivel más bajo en 26 meses. En el caso de Italia, el indicador se elevó a 48,3 enteros su mejor lectura en dos meses.