La agencia advierte de problemas para generar capital interno

Fitch augura un futuro difícil a Novacaixa, Unnim y Catalunyacaixa

La agencia de calificación Fitch auguró hoy a las tres entidades adquiridas por el Estado, Novacaixagalicia, Unnim y Catalunyacaixa, un futuro complicado, con problemas para generar capital interno y "pérdidas potenciales" en sus créditos.

El Banco de España anunció hoy la entrada de dinero público en las tres cajas a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), con objeto de que puedan alcanzar los mínimos de capital principal exigido, del 10 %.

Esta inyección ha otorgado al FROB el 93,2 % de Novacaixagalicia, el 90 % de Catalunyacaixa y el 100 % de Unnim, porcentajes que reflejan "valoraciones más bajas" que las que lograron dos de sus competidores, Bankia y Banca Civica, cuando salieron a bolsa, apunta la firma en un comunicado.

Para Fitch, la decisión del FROB de adquirir estos porcentajes a cambio de su inyección de capital "pone de manifiesto el tamaño de las pérdidas potenciales en la cartera crediticia de estas cajas".

La valoración que se les ha aplicado refleja además que las cajas podrían necesitan en el futuro provisiones adicionales, según explica en un comunicado Carmen Muñoz, representante de la firma.

Además, estas cajas sufrirán obstáculos para generar capital de manera interna, debido "al entorno de bajos tipos de interés, encarecimiento de la financiación y un entorno competitivo que provoca una mayor presión sobre los bancos", concluye Fitch. EFECOM