Según 'Fortune'

La presidenta de Kraft, la ejecutiva más poderosa de EE UU

La presidenta y consejera delegada del grupo alimentario Kraft, Irene Rosenfeld, ha desbancado a la directora ejecutiva del fabricante de refrescos PepsiCo, Indra Nooyi, como mujer más poderosa del mundo de los negocios en Estados Unidos.

Irene Rosenfeld encabeza la lista de las 50 mujeres con más poder empresarial de Estados Unidos que elabora cada año la revista Fortune.

Los responsables del ránking, divulgado hoy en la web de la revista y cuya edición en papel llegará a los quioscos el 17 de octubre, señalan que "Rosenfeld demostró su poder con su decisión de dividir Kraft en dos compañías, un cambio de rumbo respecto a su estrategia anterior de expandirse mediante adquisiciones".

La consejera delegada de Kraft acaba así con un lustro de dominio de Nooyi, quien había encabezado la clasificación desde 2005 pero que este año, según la revista, ha sido "criticada" por descuidar el negocio de los refrescos en EE UU, cediendo terreno en el mercado a su gran competidor, la multinacional Coca-Cola.

Por detrás de Rosenfeld y Nooyi, completan la lista de las cinco ejecutivas más poderosas de EEUU las consejeras delegadas del grupo agroalimentario Archer Daniels Midland, Patricia Woertz; la empresa química Dupont, Ellen Kullman; y la aseguradora sanitaria Wellpoint, Angela Braly.

La única novedad este año en el top ten es la nueva presidenta y directora ejecutiva del gigante informático Hewlett-Packard, Megan Whitman, quien entra en el ránking de Fortune apenas una semana después de haberse conocido su nombramiento.

"Aunque su ascenso es una señal clara de su poder, todavía queda por ver si será capaz de poner orden (...) en el consejo de administración disfuncional" de la empresa, señaló la revista sobre Whitman, que antes de llegar al gigante informático fue consejera delegada de eBay.

La nueva directora ejecutiva de Hewlett-Packard ocupa el noveno lugar de la lista y sustituye dentro de las diez primeras a la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey, la reina de las entrevistas en EEUU y dueña de su propia productora, Harpo Productions.

Sólo una de las cincuenta mujeres del club de las más poderosas de EE UU tiene menos de 40 años, la vicepresidenta de la división de servicios de localización de Google, Marissa Mayer, con apenas 36 años, aunque los responsables de la revista destacan que 14 tienen menos de cincuenta años.

Fortune también publicó la lista de las mejor pagadas de EE UU, liderada por la presidenta de Oracle, Safra Katz, con un sueldo de 42 millones de dólares, por delante de Wellington Denahan-Norris, de la firma de inversiones Annaly Capital (23,6 millones), y Carol Meyrowitz, presidenta de TJX Companies (19,2 millones).

La única representante del mundo de los negocios que también forma parte del club de las empresarias y ejecutivas con mejor sueldo de Estados Unidos es Indra Nooyi, quien ocupa ester año la novena posición de ese ránking gracias a un salario anual de 14 millones de dólares.

Fortune también reveló su ránking de las cincuenta ejecutivas más poderosas a nivel mundial, que encabeza otro año más la consejera delegada de la multinacional minera Anglo American, Cynthia Carroll, por delante de la australiana Gail Kelly, máxima ejecutiva de Westpac, y la británica Marjorie Scardino, del grupo Pearson.

La única representante latinoamericana de ese listado es Grace Lieblein, la máxima ejecutiva de General Motors en Brasil, de origen cubano y nicaragüense, un ránking en el que no aparece ninguna ejecutiva española y hay una veintena de europeas, ocho chinas y seis indias.