El Ejecutivo pide investigar la última subasta eléctrica

Gobierno y eléctricas, enfrentados a cuenta de la tarifa de la luz

Mientras el Gobierno considera que la última subasta eléctrica resultó "muy por encima de lo razonable", la Asociación Española de la Industria Eléctrica, UNESA, ha recurrido ante el Tribunal Supremo la orden de Industria que congelará el recibo de la luz.

Cruce de acusaciones entre Ejecutivo y eléctricas, con el precio de las tarifas como elemento de la discordia. La Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) ha anunciado que recurrirá ante el Supremo la decisión del Ministerio de Industria de recortar los costes regulados de la tarifa TUR en un 12%, congelando así el recibo de la luz, al mismo tiempo que el Gobierno confirmaba, a través de su portavoz José Blanco, que ha pedido a la Comisión Nacional de la Energía que investigue la última subasta energética, que se saldó "muy por encima de lo razonable".

La TUR, a la que pueden acogerse los consumidores con una potencia contratada inferior o igual a 10 kilovatios, está compuesta por dos grandes partidas: el precio de la energía, determinado en subastas como la del pasado martes, y los peajes de acceso, con los que se retribuyen los costes regulados (uso de redes y primas de las energías renovables). Después de que el Gobierno decidiera rebajar estos últimos, la subasta se saldó con un incremento que el Gobierno considera exagerado.

Para Unesa, el recorte en los peajes genera un "gran perjuicio". Según la asociación, las tarifas actuales de acceso están diseñadas para que el déficit de 2011 sea de 3.000 millones de euros, pero la reducción del 12% de la TUR provocará que el déficit se incremente en 900 millones de euros anuales, generando un desfase que habría que compensar el 1 de enero subiendo las tarifas un 12%.

Además, el año próximo se deberá añadir el coste de la amortización del déficit extra de 2010, que fue de 2.500 millones de euros, así como del déficit ex ante, es decir, el previsto por el Gobierno para 2012 de 1.500 millones. En total, estas partidas suponen un coste anual de 300 millones.

Pese a ello, Blanco recordó que, a pesar del resultado de la subasta, el Gobierno decidió y "se mantiene" en la decisión de congelar la Tarifa de æscaron;ltimo Recurso (TUR), a través de rebajar los peajes.

Subidas del 20%

"Todo esto tendrá que recogerse en la factura eléctrica de enero de 2012 con un incremento de la misma, sin lugar a dudas, superior al 20%", afirma Unesa.

La asociación también advierte de que, desde julio del año pasado, las tarifas de acceso domésticas solo se han modificado dos veces, una aquel mes para bajar un 4% y otra en abril de este año, para subir un 11%.

Durante el presente año se ha producido un incremento neto del 7% en esta partida, por lo que si ahora se reducen el 12%, la variación neta sería una bajada del 5%, añade Unesa.