Industria y servicios acuerdan subidas superiores al máximo

El alza salarial supera lo pactado pese a la grave crisis del empleo

Los salarios pactados en convenio hasta agosto, que afectan a cinco millones de trabajadores, reflejan en su mayoría (salvo en la construcción) alzas superiores al máximo del 2% que recoge el actual Acuerdo de Negociación Colectiva para este año. Esto ocurre pese a que continúa la destrucción de empleo. Si bien el avance del coste salarial ordinario es mucho menor (0,8% en el segundo trimestre), ya que en él se incluyen otros cinco millones de trabajadores que no han pactado sus subidas.

Junto a la evidente destrucción de empleo, otro de los efectos nocivos de la crisis para el mercado laboral español es la parálisis que está experimentando este año la negociación de los convenios colectivos en los sectores y en las empresas. Así, los últimos datos correspondientes a agosto indican que solo cinco millones de trabajadores habían pactado ya las subidas salariales para este año, lo que supone aproximadamente la mitad de los asalariados cubiertos por la negociación colectiva. En otros ejercicios, a finales de verano, prácticamente dos tercios de estos trabajadores habían firmado o revisado ya sus convenios.

Dicho esto, y a tenor de los datos estadísticos, los que sí han cerrado ya la negociación colectiva deben ser aquellos sectores y empresas menos afectados por la crisis ya que reflejan un incremento salarial medio del 2,65% (a falta incluso de la aplicación de la cláusula de garantía del poder adquisitivo). Esto supone más de seis décimas por encima del aumento recomendado por el Acuerdo de Negociación Colectiva para este año, fijado en una horquilla de entre el 1% y el 2%. Esta evolución de los salarios pactados se está produciendo a pesar de que continúa la destrucción de empleo en agricultura, industria y construcción; o, en el mejor de los casos, experimenta una marcada atonía, como es el caso del sector servicios.

De esta forma, aunque la industria perdió 41.200 ocupados en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior (una caída del 1,5%), el alza salarial pactada en este sector hasta agosto fue del 3%. Esto puede reflejar, entre otras cosas, el fuerte peso sindical en esta rama de actividad. El aumento acordado en los convenios del sector servicios, que afectan a 2,5 millones de trabajadores hasta agosto, también supera lo recomendado (con un 2,88%). Aunque en este sector el empleo ha experimentado un tímido avance del 1,3%, con 173.000 nuevos ocupados. Más llamativo es lo que ocurre en la construcción, donde se ha destruido un 16% de empleo en el último año, con 173.700 trabajadores menos y, sin embargo, los salarios pactados crecen un 1,5%.

Otra prueba de la parálisis de la negociación salarial es que la encuesta de coste laboral, que refleja los salarios de todos los trabajadores, haya pactado o no sus convenios, muestra un avance del coste salarial ordinario, mucho más contenido, del 0,8% en el segundo trimestre.

De hecho, este coste salarial en la construcción es igual que el pactado en convenio debido a que este sector es el que tiene prácticamente terminada la negociación de sus convenios.

Lo dicho ayer

Un nuevo pacto de rentas "muy difícil"

El número dos de CEOE, José María Lacasa, dijo que los sindicatos ya sabían desde agosto que los empresarios querían replantear la subida salarial pactada para 2012, como condición para prolongar el pacto de rentas hasta 2014.Y reiteró que la patronal no acepta el control de beneficios y precios, por lo que esa extensión del pacto es "muy difícil".

Cómo ser empresario "de la cuna a la tumba"

¿El empresario nace o se hace? Esta es la pregunta que se hacía ayer el presidente de la gran patronal CEOE, Juan Rosell, para concluir que la respuesta es, como era de esperar, que se trata de una "semisuma de ambas circunstancias". Por ello, al margen de que exista o no una tendencia innata a poner un negocio, reclamó un mayor protagonismo de las enseñanzas para que los ciudadanos se conviertan en empresarios. Durante la presentación del último número de la revista del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Rosell lanzó una amarga queja sobre "lo mal visto" y "mal considerado" que está en España ser propietario de una empresa.

Es más, consideró que "la única salida" a la crisis actual es crear muchas más empresas y para lograr esto el líder patronal no se cansó de repetir varias veces que "habría que empezar a explicar qué es la empresa y el empresario desde la cuna hasta la tumba".

Asignatura en las guarderías

En concreto, dijo que "debería ser obligatoria" una asignatura "desde la guardería hasta la universidad" que explicara a los niños y jóvenes que "el emprendedor es el garante último del Estado del bienestar que anhelan los todos los ciudadanos".

Por su parte, el recientemente nombrado director general del IEE, Joaquín Trigo, atribuyó "la animadversión hacia el empresario" a "la envidia existente en la cultura española, donde en lugar de tomar esta figura como modelo, se piensa que algo mal habrá hecho para llegar tan lejos". Además, Trigo recomendó a los propios empresarios que escuchen a sus trabajadores, "porque la difusión de la enseñanza hace que el más tonto de los empleados tenga cosas que decir".