Sancionada por publicidad engañosa

Las Reebok que no tonifican el trasero

La marca propiedad del grupo Adidas ha acordado pagar 25 millones de dólares a la Comisión Nacional del Comercio estadounidense por anunciar, sin fundamento, que sus zapatillas Easytone y RunTone estilizaban dicha parte del cuerpo.

Las Reebok EasyTone y RunTone no estilizan los traseros
Las Reebok EasyTone y RunTone no estilizan los traseros

La campaña publicitaria en la que Reebok promocionaba sus zapatillas EasyTone y RunTone ha acabado saliéndole por la culata. La marca deportiva, propiedad del grupo Adidas, anunciaba desde 2009 que sus modelos estilizaban los traseros de sus usuarios un 28% más que otras deportivas, y que reforzaba los músculos de las pantorrillas en un 11%.

La Comisión Nacional del Comercio de EE UU investigó la campaña y pudo comprobar que lo que decían los anuncios no se ajustaba, precisamente, a la realidad. "Pasamos mucho tiempo examinando las pruebas que nos presentó la compañía", asegura uno de los responsables del despacho de protección al consumidor, David Vladeck. Reebok tendrá que pagar 25 millones de dólares, una medida que "recuerda a los grandes y pequeños anunciantes que deben tener pruebas adecuadas antes de realizar sus prromociones".

Esta sentencia prohíbe a Reebok utilizar los supuestos beneficios que sus zapatillas aportan a los traseros y otras zonas del cuerpo como reclamos en sus anuncios sin que dichas afirmaciones tengan fundamento alguno. El dinero de la sanción será utilizado para devolver el dinero a los consumidores afectados.