Dañaría a los bancos de la 'city'

El Reino Unido no aceptará una tasa a las transacciones impuesta a toda la UE

El ministro británico de Economía, George Osborne, ya había advertido en el pasado que un impuesto de este tipo impediría la llegada de inversiones a Europa y perjudicaría los intereses de la City de Londres

El Reino Unido no está dispuesto a aceptar una tasa a las transacciones financieras que se imponga a toda la Unión Europea (UE) y solo lo acataría si es a nivel global, dijo hoy un portavoz oficial. "El Gobierno seguirá participando con sus socios internacionales en (lo que se refiere) a las tasas a transacciones internacionales y no se opone en principio. Pero cualquier tasa a una transacción financiera debería aplicarse a nivel global", afirmó a Efe un portavoz del Tesoro. "Hay una serie de asuntos prácticos en los que hay que trabajar", puntualizó ese portavoz.

La Comisión Europea (CE) aprobó hoy una propuesta para establecer esta tasa a las transacciones financieras, que generaría 55.000 millones de euros al año. El ministro británico de Economía, George Osborne, ya había advertido en el pasado que un impuesto de este tipo impediría la llegada de inversiones a Europa y perjudicaría los intereses de la City de Londres (centro financiero londinense). La CE propone tasar con un 0,1 % las transacciones con acciones y bonos y con un 0,01 % las operaciones con derivados. Según el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, se trata de una cuestión de "justicia". El Reino Unido siempre se ha opuesto a este tipo de imposición fiscal porque dañaría a los bancos de la City y teme una deslocalización de operaciones y empresas a terceros países.