Para salir de la peor crisis del euro

Barroso insta a acelerar el fondo de rescate permanente

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, dijo hoy en su discurso anual ante el Parlamento Europeo que la UE debe acelerar la puesta en marcha de su fondo de rescate permanente para salir de la peor crisis del euro, mientras pende de un hilo el segundo rescate a Grecia.

Pendientes del segundo rescate al país heleno, Durao Barroso informa hoy sobre el estado de la Unión Europea y la salida de la crisis del euro, unas horas antes de que el pleno de la Eurocámara vote la nueva gobernanza económica que permitirá multar a los países con déficit y deuda excesivos.

Durao Barroso cree que es necesario acelerar la puesta en marcha del fondo de rescate permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, porque Europa se enfrenta al mayor reto de la historia ante una crisis de confianza que se suma a los problemas sociales y económicos.

"Es una crisis de confianza que no ha ocurrido en décadas", dijo Barroso en su discurso anual ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), donde aborda el futuro del segundo rescate griego.

Expresó que Grecia seguirá siendo parte de la zona euro y que si no se produce una integración económica más profunda entre los Veintisiete países de la Unión, el bloque se enfrentará a la fragmentación. Pero dijo que el país heleno debe implementar sus compromisos plena y puntualmente. "A cambio, los demás países de la zona euro se han comprometido a ayudar a Grecia y a apoyarse mutuamente", agregó.

Grecia está a la espera de poder recibir el próximo tramo de ayuda externa de 8.000 millones de euros, pero aún tiene que viajar a Atenas la troika -formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo- para completar la quinta revisión del cumplimiento del plan heleno.

Anunció que está en marcha un programa de 500 millones de euros para garantizar los préstamos del Banco Europeo de Inversión a Grecia. Y dijo también que la CE se plantea un mecanismo de garantía más amplio para ayudar a los bancos a prestar dinero nuevamente a la economía real.

Sanción a déficits excesivos

Los eurodiputados darán presumiblemente luz verde, y gracias al respaldo de los grupos popular (PPE) y liberal (ALDE) de la Eurocámara, al paquete legislativo, conocido como "six pack", que dará poderes sancionadores limitados a la Comisión Europea en caso de déficit y deuda excesivos, así como de desequilibrios macroeconómicos graves.

Bruselas podrá imponer multas equivalentes al 0,2% del PIB al país que infrinja el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) -que fija topes del 3% del PIB para el déficit y del 60 % para la deuda- y del 0,1% del PIB en casos de desequilibrios macroeconómicos graves como la pérdida sostenida de competitividad, el crecimiento excesivo del crédito y las burbujas inmobiliarias.

El sistema de sanciones -basado en dos fases, una preventiva y otra correctiva- no será automático sino que se requerirá la aprobación por parte de los gobiernos nacionales mediante un complejo sistema de mayorías normales e inversas, que en última instancia prevé un posible veto de los países siempre que 9 de los 17 socios del euro estén de acuerdo.