Los tres índices recortan sus ascensos al 1%, tras rozar el 3%

Wall Street guarda cautela ante el optimismo europeo

Animado por el tirón de las bolsas europeas, el parqué neoyorquino parecía decidido a disparar las compras. Pero su tercer repunte consecutivo ha quedado atenuado en el último tramo de sesión.

La Bolsa de Nueva York se sumaba hoy al optimismo por las declaraciones de apoyo a Grecia por parte de Angela Merkel, que han propiciado espectaculares ascensos en las principales plazas europeas (de hasta un 5,74% en París y un 5,29% en Frankfurt). Así, los tres selectivos han llegado a rozar el 3%.

Sin embargo, la volatilidad ha reaparecido en la última hora de la jornada, recortando los avances hasta un 1%. Al cierre, el Dow Jones de industriales se conforma con un 1,33% hasta los 11.190 puntos. S&P 500 es el que más se ha desinflado y suma un 1,07%, hasta los 1.175 puntos. Los 100 tecnológicos del Nasdaq ganan un 1,20%, ubicados en 2.546 puntos.

El núcleo duro del Dow Jones, la banca, ha sido el gran valedor de la avanzadilla a lo largo de la sesión. Morgan Stanley sube un 2,5%. Goldman Sachs gana finalmente un 0,4%, pese a su anuncio sobre una reducción de gastos en 1.200 millones de dólares y el despido de unos 1.000 trabajadores.

El plano macroeconómico dejaba hoy indicadores levemente optimistas. Por un lado, el índice Case-Shiller de S&P ha revelado que los precios de la vivienda subieron un 0,9% en julio. Otro informe, el de la confianza del consumidor del grupo The Conference Board, da como resultado una magnitud de 45,4 frente al 44,5 del mes pasado, aunque los analistas de Bloomberg esperaban un 46.

En cuanto a las materias primas, estas invierten ya su caída libre y los futuros del oro suben un 3,6% hasta los 1.652 dólares la onza, después de tocar los 1.600 billetes verdes. El barril de Texas hace lo propio al aumentar su precio un 4,3% hasta los 83,7 dólares.

La demanda de deuda pública consolida su retirada. Los precios de los bonos caían hoy por tercer día consecutivo, borrando el efecto de la Operación Twist de la Fed. Así, el rendimiento de los títulos a 10 años ha llegado tocar el 2%.