Sus ventas han caído un 35% desde 2007

Panda Security despide a 128 trabajadores y cesa a su consejero delegado

La compañía de antivirus, Panda Security, va a presentar un Expediente de Regulación de Empleo que supondrá el despido de 128 trabajadores, 120 de su central en la capital vizcaína y el resto de sus oficinas de Madrid. La firma también ha cesado a su consejero delegado, Juan Santana, que ha sido sustituido por José Sancho, hasta ahora miembro del consejo de administración de la empresa de origen vasco.

La crisis ha pasado factura a una de las principales empresas de seguridad informática española. Panda Security. Y, ello, pese a que los ciberataques están viviendo su gran momento. La compañía ha anunciado a los representantes de los trabajadores su intención de presentar un ERE, que implicará la salida de 128 trabajadores. De ellos, 120 saldrán de Bilbao (lo que supone reducir en un 35% su plantilla actual en sus instalaciones de esta ciudad), y ocho de Madrid. La compañía cuenta globalmente con una plantilla de unos 1.000 empleados (incluyendo su red de filiales, pues está presente en 61 países, y franquicias).

En una nota, la empresa culpa de la drástica medida a la situación del mercado internacional de antivirus informáticos, donde están sufriendo una competencia feroz de los programas gratuitos; a la crisis económica global, y especialmente, a la recesión del consumo en España. "Estos hechos han llevado a la dirección a poner en práctica una nueva estrategia de negocio que conlleva un reenfoque de productos y servicios, así como un plan de reducción de costes", subraya el comunicado.

Más allá de estos hechos, hay otros motivos que han conducido a este ERE. Por un lado, la caída del 35% en las ventas de la compañía desde el año 2007 hasta ahora. Y la deuda contraída por Panda Security de 57 millones de euros, cuyo vencimiento tiene que afrontar el próximo año, según han advertido algunos medios vascos.

El recorte anunciado no es el primero que aplica la compañía. Durante los primeros meses de este año, la firma, creada en 1990 por Mikel Urizarbarrena y vendida en 2007 a varios fondos de inversión americanos, ya despidió en torno a 70 empleados más. Ahora, y según fuentes internas de la compañía, el ERE anunciado afectará a personas de alta cualificación profesional, ya que se teme que puedan desaparecer departamentos enteros.

Panda advirtió en su nota que el giro estratégico, que consistirá básicamente en potenciar las soluciones en la nube (internet), la creaación de servicios y productos de mayo valor añadido y la entrada en nuevos mercados, implica una nueva etapa en la gestión de la compañía, que se inicia con el nombramiento de José Sancho, como nuevo Consejero Delegado sustituyendo a Juan Santana al frente de la empresa. "El resto de puestos del Consejo de Administración no ha variado", subrayan.