Declaraciones de Julio Segura

Reducir la dependencia de las calificaciones de deuda es "primordial" para la CNMV

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, ha dicho hoy que es "primordial" centrar los esfuerzos en disminuir la "excesiva dependencia" que se tiene de las calificaciones que otorgan las agencias de medición de riesgos.

Segura hizo esta consideración durante la clausura del 'Seminario sobre Agencias de Rating', organizado por la CNMV, en el que participaron representantes del Banco de España, de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y de la propia Comisión.

Durante su intervención, Segura explicó que es "indudable" que los inversores, los participantes del mercado e, incluso, los supervisores se han apoyado "excesivamente" en las agencias de calificación y ello a pesar de "la experiencia negativa" que se ha tenido de ellas en crisis precedentes.

Pese a ello, dijo, "los reguladores han dado un mayor peso a las calificaciones de las agencias, convirtiéndolas en instrumentos regulatorios, dado que la legislación hace referencia a ellas para establecer o adaptar requisitos normativos", lo que en su opinión, "ha potenciado aún más esta excesiva dependencia".

Una dependencia que, tal y como se ha visto "muy claramente en esta reciente crisis, no es en absoluto deseable y está teniendo efectos sistémicos en los mercados financieros", recalcó Segura, quien puso como ejemplo el impacto que tiene una rebaja de la calificación en la deuda soberana de algunos países de la UE.

"Con independencia de que las agencias vayan a estar supervisadas, hay que reducir la relevancia de los rating en el mercado", insistió Segura, quien no obstante matizó que si estas calificaciones se hacen adecuadamente, pueden ser una "buena" indicación del riesgo de crédito de un emisor o una emisión, pero no el único elemento que se tenga en cuenta para tomar decisiones por los inversores.

En este sentido, Segura también indicó que la crisis ha puesto de manifiesto que es "peligroso" confiar en la autorregulación como mecanismo para lograr un funcionamiento eficiente de los mercados financieros, ya que no funciona cuando existen conflictos de intereses no resueltos.

En cuanto a los conflictos de intereses no resueltos de las agencias, Segura resaltó que con la nueva regulación europea se ha avanzado considerablemente.

Como ejemplo, recordó que se está debatiendo la posibilidad de hacer un cambio en el modelo de negocio para que las calificaciones no se paguen, o al menos no directamente por los emisores, y que se está planteando fomentar la creación de una agencia pública europea.