Semana clave para los mercados

Grecia y la reunión de dos días de la Reserva Federal guían la semana bursátil

Anuncios monetarios y avances en las ayudas al país heleno serán bien recibidos en los mercados.

Grecia y la reunión de dos días de la Reserva Federal guían la semana bursátil
Grecia y la reunión de dos días de la Reserva Federal guían la semana bursátil

Semana clave para los mercados. Los inversores, además de reaccionar al resultado de la reunión del Ecofin el fin del pasado fin de semana, deberán evaluar otros acontecimientos decisivos en los próximos días. Grecia deberá dar señales de que están en marcha los ajustes que le exigen sus socios europeos para desbloquear la próxima ayuda de 8.000 millones de euros. Además la reunión de dos días que celebrará la Reserva Federal será el principal acontecimiento que marcarán el devenir de los mercados a corto plazo.

El Ibex arranca hoy en los 8.388,4 puntos tras anotarse el 6% la semana precedente, y aunque en las últimas sesiones se ha producido un cierto cambio de sentimiento gracias a la intervención coordinada de los bancos centrales para inyectar dólares en el sistema y los mensajes de apoyo a Grecia, la tensión sigue en el aire.

"La evolución de las negociaciones respecto a Grecia y los posibles anuncios monetarios en EE UU serán las principales claves para los mercados. Si se confirmara el nuevo tramo de ayudas y Bernanke anunciara un nuevo paquete de medidas consistente, los mercados reaccionarían de manera positiva, aunque la volatilidad continuará siendo la principal protagonista", auguran desde Banco Sabadell.

Muchos expertos ven en la reunión de la Reserva Federal un posible punto de inflexión para los mercados pese a que pocos esperan un cambio de tendencia importante hasta que no se vean soluciones de mayor calado en Europa y signos claros que permitan descartar el miedo a la recesión económica.

"La tensión va a estar centrada en la reunión de dos días de la Reserva Federal. Los mercados llevan tiempo esperando que anuncie medidas de estímulo monetario. Puede ser un punto de inflexión para los mercados aunque si no se anuncia un QE3 puede haber decepción y resultará bastante dañino para los mercados", advierte Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank.

El grado de decepción, por tanto, también es alto por lo que los expertos advierten que la volatilidad seguirá siendo la nota dominante a corto plazo y de ahí que una de las recomendaciones más escuchadas sea la de extremar la cautela.

En el terreno económico, los inversores también contarán con algunas referencias importantes que ayudarán a esclarecer si se confirma o no la temida desaceleración global.

Los datos de vivienda (ventas de segunda mano, permisos de construcción y casas iniciadas) y el índice de indicadores adelantados serán algunas de las referencias más importantes que llegarán de EE UU. Pero sin duda, la cita que pondrá la guinda a la semana será el inicio el viernes de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial en Washington.