Fuerte desviación en 2011

Fitch confía en que Cataluña cumplirá los objetivos de déficit en 2012 y 2013

Fitch confía en que Cataluña cumplirá los objetivos de déficit en 2012 y 2013, fijados por el Gobierno en el 1,3% y el 1,1%, respectivamente, pese a que la Generalitat prevé cerrar 2011 con un déficit del 2,6%, el doble de lo contemplado por el Ejecutivo español.

Según el informe de la agencia de calificación en el que explica los motivos por los que ha bajado la nota a Cataluña de A a A-, el déficit evolucionará "en línea con los límites autorizados".

La deuda directa de la región era de más de 28.000 millones de euros a finales de 2010, según datos del Banco de España recogidos por Fitch, y la previsión para 2013 es que supere los 40.000 millones.

De hecho, las previsiones de la Generalitat teniendo en cuenta las empresas vinculadas a la administración en términos SEC -con criterios comparables a nivel europeo-, contempla que la deuda alcance los 45.472 millones (el 20,67% del PIB).

Fitch valora el recorte de gasto aplicado por la Generalitat, pero alerta de que el "frágil entorno económico" y el incremento previsto de la deuda pueden dar al traste con el control de costes catalán si se endurecen las condiciones de crédito o la recuperación económica es más lenta de lo esperado.