Aplazadas las reformas en energía y servicios profesionales

El adelanto electoral deja sin tramitar más de 20 leyes

La capacidad del Gobierno para impulsar cambios legislativos termina esta semana con los últimos plenos de la legislatura en el Senado y el Congreso, que se celebrarán el 20 y el 22 de septiembre, respectivamente. De los 33 proyectos de ley en tramitación, la Cámara baja aprobará previsiblemente solo seis.

Semana definitiva en las Cortes. Será la última oportunidad para que los 33 proyectos de ley en tramitación que hay en el Congreso puedan ser aprobados en la presente legislatura. Según el orden del día del pleno de la Cámara baja del próximo jueves, el último antes de las elecciones generales, se votarán seis proyectos de ley ya aprobados en el Senado. Otros tres proyectos de ley -la reforma de la negociación colectiva, de las políticas activas de empleo y del régimen de personal de la Policía- están en vigor porque el Congreso convalidó los decretos ley respectivos. Finalmente, otras dos iniciativas podrían aprobarse esta semana en el Senado, sin enmiendas, por lo que no tendrían que volver al Congreso.

Las leyes que se aprobarán el jueves serán la Concursal, la Reguladora de la Jurisdicción Social, de Medidas de Agilización Procesal, del Museo Reina Sofía, de Salud Pública y Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias.

Se queda fuera un paquete de reformas importantes que estaban en marcha. En materia energética, por ejemplo, no se aprobarán dos proyectos de ley, uno que modificaba la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico y otro que pretendía transponer la Directiva 2009/73 de gas natural. En julio, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ya anunció que estas dos iniciativas legislativas no verían la luz en esta legislatura.

Respecto a la regulación de las inversiones, el pleno del Senado votará dos proyectos que reforman las leyes de Instituciones de Inversión Colectiva y del Mercado de Valores, pero ninguna de las dos ha sido incluida en el Pleno del jueves del Congreso. Presumiblemente la Cámara alta no introducirá enmiendas, por lo que no tendrán que volver al Congreso.

En materia laboral, quedan pendientes el proyecto de ley de reforma de la negociación colectiva, el de ordenación de la inspección de trabajo, el de introducción del Régimen Especial Agrario en el Régimen General de la Seguridad Social y el de la reforma de las políticas activas de empleo. Tanto la reforma de la negociación colectiva, como la de las políticas activas de empleo están en vigor, ya que los decretos ley fueron convalidados en el Congreso y ahora se estaban tramitando como proyectos de ley.

El Gobierno tenía en cartera la Ley de Servicios Profesionales, pero ni siquiera el proyecto de ley llegó a ver la luz. Los documentos previos del Ministerio de Economía planteaban una profunda transformación de la colegiación de profesionales.

En el área de Fomento, queda pendiente el proyecto de ley de captación de financiación en los mercados por los concesionarios de obras públicas. Este proyecto se paralizó a la espera de que se resolviera el desequilibrio financiero que afecta a la explotación de las autopistas radiales y el Plan Renove de las autovías de primera generación. Tampoco se aprobará el proyecto de ley de Navegación Marítima ni el de Ordenación de los Transportes Terrestres. Las iniciativas legislativas para reformar las telecomunicaciones, los seguros privados, los contratos de distribución y la cadena alimentaria tendrán que materializarse la próxima legislatura.

Las cifras

33 proyectos de ley hay en tramitación actualmente en el Congreso.

22 leyes del Ministerio de Justicia se han aprobado esta legislatura.

Justicia aprovecha el tramo final de la legislatura

Las reformas legislativas en el ámbito de la administración de justicia han recibido un impulso en el último minuto de la legislatura. El pleno del jueves del Congreso de los Diputados aprobará tres leyes que ya recibieron el visto bueno del Senado la semana pasada: Concursal, Reguladora de la Jurisdicción Social y de Medidas de Agilización Procesal. Estas tres normas forman parte del Plan de Modernización de la Justicia aprobado hace tres años por el departamento de Francisco Caamaño. En toda la legislatura han salido adelante ya 22 leyes del Ministerio de Justicia. Otras dos en tramitación en la Cámara baja -una para crear los tribunales de instancia y otra de mediación en asuntos civiles y mercantiles- no verán la luz esta legislatura.

Hay una tercera iniciativa que se quedará en el tintero, el proyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal, aprobado por el Consejo de Ministros en julio y que da un vuelco a la instrucción de los procedimientos penales. La labor de instrucción pasa a manos del fiscal en detrimento del juez. Cuando se conoció el proyecto de ley en julio, las asociaciones de fiscales ya advirtieron de que no había tiempo suficiente para aprobar la ley.