Informe 'Compass'

Barclays Wealth recomienda mantener posiciones en renta variable

A pesar de la incertidumbre presente en el mercado, el 'Compass', el Informe Mensual de Estrategia de Inversión de Barclays Wealth se muestra a favor de la renta variable de países desarrollados.

El Informe 'Compass' de Barclays Wealth también recomienda, más allá de la volatilidad actual, recortar la exposición a los bonos públicos e incrementar las posiciones en efectivo, así como considerar el uso de estrategias de inversión alternativa como una herramienta de gestión de la cartera y tener en cuenta que el dinero líquido es un valor refugio mejor que los bonos, los francos suizos o el oro.

Kevin Gardiner, director de estrategia de inversión global de Barclays Wealth, señala que "la crisis de la deuda soberana en la zona euro continúa, las incertidumbres en torno a la política fiscal de Estados Unidos y los malos datos económicos generaron intranquilidad en los mercados durante el mes de agosto. No obstante, mientras que las expectativas previstas en el Informe 'Compass' son más modestas de lo que eran, aún creemos que las valoraciones de la renta variable de mercados desarrollados son atractivas".

En un contexto de diversificación de carteras, el Informe 'Compass' también recomienda desinvertir parte de las inversiones en bonos públicos y aumentar, en cambio, la posición en efectivo establecida en julio. Así, Kevin Gardiner añade que "no hemos rebajado nuestra exposición a bonos hasta infraponderar porque estamos preocupados por la solvencia soberana; creemos que la economía global es más importante como motor de los mercados en los próximos meses que los cambios marginales en solvencia".

Barclays Wealth, además, cree que la mejor herramienta para manejar los mercados volátiles es la asignación de activos. El informe explica que, dentro de una cartera diversificada, los fondos que tienen como objetivo generar beneficios para los inversores mediante la toma activa de posiciones a largo y corto en una amplia gama de mercados pueden ofrecer en ambos casos retornos y evitar la volatilidad.

Al respecto, Kevin Gardiner añade que "los momentos de estrés en los mercados son una prueba de fuego para cualquier estrategia de inversión. La capacidad para generar alfa, junto con una gestión activa del riesgo, ha demostrado una protección importante frente a las bajadas al tiempo que reduce la volatilidad total de la cartera".