No ha recibido las ofertas deseadas

Doughty Hanson abandona la venta de los autobuses Avanza

Las ofertas recibidas han sido inferiores a las que pretendía la sociedad de capital riesgo.

Doughty Hanson ha paralizado el proceso de venta del grupo de autobuses de transporte de pasajeros Avanza cuando estaba previsto que este mes se iniciara la segunda ronda de presentación de ofertas por la compañía. De acuerdo a fuentes de una firma que ha participado en el proceso, Doughty Hanson, propietario de la empresa, no ha recibido las ofertas que pretendía. Las fuentes consultadas, que confirman así la información publicada hoy en El Confidencial, apuntan además a la dificultad de lograr financiación para llevar a cabo la operación, que superaría los 600 millones.

El grupo de transporte nació en marzo de 2002 de la unión de las empresas Auto Res, Vitrasa y Transportes Urbanos de Zaragoza (Tuzsa), a las que en 2003 se unió La Sepulvedana. En diciembre de 2006 la sociedad de capital riesgo Doughty Hanson, que se había instalado en España tan solo cuatro meses antes, adquirió la compañía por un precio superior a los 600 millones, según informaron entonces fuentes del mercado. Desde entonces Doughty Hanson ha engordado el grupo añadiendo empresas de distinto tamaño del sector a Avanza. Recientemente ha adquirido Etasa (Empresa Turística de Autobuses), que opera en Alcalá de Henares, por la que, según fuentes consultadas, ha desembolsado unos 25 millones. El año pasado Avanza sumó dos concesiones de Madrid de Trapsa, la filial de autobuses del ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Según explican fuentes que han participado en el frustrado proceso de venta de Avanza, Doughty Hanson tenía previsto recibir ahora ofertas vinculantes por el grupo después de que en julio solicitara las primeras ofertas, y culminar la venta antes de final de año.