Un recorte de 40.000 barriles

La AIE vuelve a recortar sus previsiones de demanda de petróleo

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) se suma a los pronósticos a la baja ante los signos de desaceleración económica global. Así, rebaja por segundo mes consecutivo sus previsiones sobre la demanda global de petróleo tanto para este año como para el próximo.

"La preocupación sobre la salud de la economía global está creciendo. Las deudas soberanas en la OCDE y el fantasma de la presión inflacionaria y del proteccionismo monetario en los mercados emergentes" hace temer que el producto interior bruto mundial no crecerá entre el 4,5 y el 5 % como estaba previsto, dice la AIE en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

Así, esa agencia con sede en París considera que la actividad económica global avanzará este año un 3,9 y no un 4,2 %, como proyectaba hasta ahora. En 2012 la economía planetaria se expandirá solo un 4,2 y no un 4,4 %, dice la AIE. Por ello, el consumo de petróleo este año será de 98,3 millones de barriles diarios, 200.000 menos de lo que había estimado en agosto, agrega la AIE, que recorta así por segundo mes consecutivo sus estimaciones.

En 2012 el consumo de crudo se situará en 90,7 millones de barriles diarios, lo que supone un recorte de 400.000 barriles. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las necesidades de crudo este año para los países ricos que la componen son de 20.000 barriles diarios menos de lo avanzado en agosto, es decir 45,8 millones de barriles diarios.

De cumplirse las predicciones, supondrá una caída del 0,8 % respecto a 2010.La corrección más severa se centrará en el resto del mundo, donde se consumirán 180.000 barriles menos de lo esperado. No obstante, y a pesar de la rebaja en las previsiones, la demanda de petróleo respecto al año pasado aumentará un 3,3 % en los países que no pertenecen a la OCDE y se situará en 43,5 millones de barriles diarios, según la AIE.

Si esas nuevas previsiones económicas tuvieran que modificarse una vez más a la baja y el incremento del producto interior bruto (PIB) mundial fuera un tercio inferior, la demanda de petróleo sería 300.000 barriles diarios inferior en 2011 y 1,3 millones más baja en 2012, advirtió la AIE.

En cuanto al abastecimiento, los autores del informe constataron que en agosto se pusieron en el mercado 89,1 millones de barriles diarios, es decir, 1 millón más que en julio, y que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sólo aportó 165.000 barriles diarios suplementarios.

Los 30,26 millones de barriles diarios del cártel petrolero fueron 1,04 millones inferior a la que la AIE estima que es la demanda dirigida a la OPEP por el mercado para el tercer trimestre. No obstante, la agencia consideró que en los tres últimos meses del año esa demanda dirigida a los miembros de la organización se reducirá a 30,5 millones de barriles diarios, 200.000 barriles menos de lo que había augurado hasta ahora.

"Las noticias sobre la reanudación de la producción de petróleo en Libia en el momento de escribir este informe son muy bienvenidas, aunque el camino de regreso a la plena producción parece que será largo y difícil", agrega la AIE en su informe. Y es que el horizonte del fin de la guerra en Libia ha corregido al alza la capacidad de producción de ese país norteafricano para el cuarto trimestre a 300.000 barriles diarios, lo que supone hasta 100.000 barriles más de los que esperaba.

Por último, y en lo que a reservas industriales de petróleo en los miembros de la OCDE se refiere, éstas aumentaron 10,8 millones de barriles en julio, menos de lo habitual en esas fechas, para quedar en 2.687 millones de barriles, equivalentes a una cobertura de 58,4 días de demanda. El nivel de reservas de los países ricos estaba por debajo de la media de los cinco últimos años, y los primeros datos de agosto apuntan a una modesta recuperación de 600.000 barriles, añadió la AIE. EFECOM