Por su parecido a un diseño registrado por Apple

Samsung no podrá vender su Galaxy Tab 10.1 en Alemania

La Audiencia Provincial de Düsseldorf prohíbe las ventas en el país germano pero desestima la petición de Apple de ampliar la sanción al resto de Europa. Samsung apelará la sentencia.

La jueza del caso ha decidido prohibir de forma temporal la comercialización en Alemania de la tableta Galaxy Tab 10.1 de Samsung por su parecido con un diseño registrado por Apple en la agencia de propiedad intelectual de la Unión Europea. Es la segunda sentencia en una semana favorable a la compañía norteamericana, después de que el mismo tribunal decidiese retirar de la feria internacional de teconología que se celebraba en Berlín, la IFA, la Galaxy Tab 7.7. La sanción se reduce al territorio alemán, ya que el tribunal reconoce no tener competencia para emitir una prohibición a escala europea.

La sentencia considera que "el diseño minimalista de Apple no es la única solución tecnológica para fabricar una tableta. Otros diseños son posibles", y pone de ejemplo los casos de Asus y Toshiba, añadiendo: "para los consumidores informados, la impresión general es que el dispositivo se parece mucho al de Apple".

Samsung, tras conocer el fallo, ha informado en un comunicado que apelará la decisión y que ésta "supone un gran límite a la libertad de elección de los consumidores alemanes".

La similitud principal entre los dispositivos reside en su frontal. La jueza considera que es "idéntico", por sus bordes redondeados, su forma rectangular y su superficie plana.