No podrá gastar más de 9.172 millones el año que viene

Galicia, primera comunidad que fija un techo de gasto

Galicia se ha convertido hoy en la primera comunidad autónoma y administración pública que ha fijado un techo en sus cuentas, tras aprobar el Consello de la Xunta un límite de gasto para el próximo año de 9.172 millones de euros, una cantidad que deberá ser refrendada por el Parlamento.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado tras la reunión semanal del Ejecutivo autonómico que el techo de gasto fijado es una cantidad similar a la de las cuentas de 2011, aunque ese año no estaba fijado por ley un límite.

Los objetivos de este techo de gasto obedecen, según Núñez Feijóo, a no relajar la disminución en el gasto corriente, a mantener los servicios públicos esenciales y a la solvencia de la comunidad, mediante el pago a proveedores.

Además, las cuentas de 2012 seguirán apostando por cumplir con los objetivos de déficit fijados y mantendrán la inversión, tanto la real como en capital, según ha dicho el presidente gallego.

La conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás, ha señalado en la misma conferencia de prensa que el techo de gasto sale de una ecuación, en la que la Xunta prevé que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad sea del 1,5% y en cualquier caso, ha dicho, el de Galicia será dos décimas mejor que el del conjunto del Estado.

En junio de este año el Parlamento gallego aprobó el proyecto de ley de disciplina presupuestaria con el objetivo de limitar el techo de gasto y que pretende reducir la deuda autonómica en épocas de crecimiento.

De este modo, cuando el PIB crezca por encima del 2,5%, la cantidad sobrante se destinará a reducir deuda y lo mismo ocurrirá si la comunidad no alcanza el techo de gasto fijado.

Núñez Feijóo ha destacado "el rigor y la responsabilidad" de Galicia con las cuentas públicas, así como el adelanto al conjunto de administraciones públicas de establecer un techo de gasto e, incluso, ha dicho, a la reforma de la Constitución.

El presidente gallego ha indicado que en los dos años y medio que lleva en el Gobierno ha reducido 1.600 millones de euros en gasto, lo que equivale a un 15% del presupuesto, circunstancia que coloca a Galicia en una situación "avanzada" en comparación con el resto de las comunidades, que ahora comienzan a hacer recortes.

Por este motivo, la "gran novedad" de las cuentas del próximo año, según Núñez Feijóo, es que se mantendrá la inversión real y de capital.

En cualquier caso, "no habrá ninguna relajación en seguir reduciendo el gasto corriente, en cumplir el déficit y en seguir pagando todas las facturas con el objetivo de mantener la solvencia", ha dicho

Núñez Feijóo ha defendido que unas cuentas "bien hechas" son el camino adecuado a la recuperación y ha indicado que unos presupuestos "no realistas o mal hechas", sin embargo, suponen "un lastre para la recuperación".

"Dejar en herencia deudas a otros gobiernos por ingresos inexistentes supone ralentizar la salida crisis", ha asegurado.

El límite de gasto incluye la cantidad proporcional correspondiente a 2012 que Galicia tendrá que devolver al Estado por las liquidaciones negativas a cuenta de los años 2008 y 2009.

La conselleira ha destacado que la remisión al Parlamento de este proyecto de ley que fija el techo de gasto supone adelantar en un mes el debate presupuestario, lo que supondrá en su opinión "mayor transparencia".

Ha recordado que el escenario macroeconómico planteado es "una primera aproximación", por lo que "habrá las revisiones que procedan", en caso de ser necesarias.

Fernández Currás ha explicado que la ecuación para elaborar el techo de gasto se compone de la suma de los ingresos no financieros, el déficit -previsto en el 1,3 %- y los ajustes de contabilidad nacional, lo que fija la cantidad final en 9.172 millones de euros.