El Bundestag deberá refrendar cualquier otro rescate a un Estado

El aval de la justicia alemana al rescate griego abre la puerta a futuras ayudas

La duda quedó ayer despejada. El Tribunal Constitucional alemán dio el visto bueno a la participación de Alemania en el rescate a Grecia y a las medidas de apoyo al euro, con lo que deja la puerta abierta a futuras ayudas germanas a Europa. Esta decisión desató la euforia entre los políticos europeos, pero aún debe ser refrendada por el Parlamento alemán.

El aval de la justicia alemana al rescate griego abre la puerta a futuras ayudas
El aval de la justicia alemana al rescate griego abre la puerta a futuras ayudas

Los políticos europeos respiraron ayer tranquilos después de conocer la decisión del Tribunal Constitucional alemán que avaló la participación del país germánico en el rescate de Grecia y en el fondo de asistencia para países con problemas de deuda. Según la sentencia, la contribución alemana a estos fondos no infringe la autoridad presupuestaria del Bundestag (Cámara baja).

No obstante, el fallo, del Constitucional alemán dictamina que el Gobierno debe contar con la aprobación del comité parlamentario de presupuestos antes de comprometerse a prestar cualquier ayuda. De esta forma, aunque el respaldo del alto tribunal alemán deja la puerta abierta a futuros rescates, la exigencia de que sean refrendados por el Parlamento podría retrasar o dificultar próximas ayudas a países en la zona euro.

Las autoridades comunitarias no temen, sin embargo, que esto último pueda ocurrir. Así lo expresó la portavoz de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde: "Tenemos la máxima confianza en las instituciones democráticas alemanas y no tenemos la menor duda de que cumplirán con esta sentencia y a la vez mantendrán su capacidad de actuar de manera decisiva y efectiva".

Bruselas se muestra satisfecha y confía en que el Parlamento respete el fallo

Esta portavoz explicó que aunque se trata de una cuestión constitucional alemana, "tiene una relación importante con la capacidad de la Unión y de sus Estados miembros de actuar para resolver la crisis de deuda pública que afecta a varios de ellos".

El fallo del Constitucional alemán responde a la demanda de un grupo de euroescépticos, que recurrieron la participación alemana en los programas de ayuda europeos al considerar que el rescate a Grecia lesionaba la potestad que la Constitución alemana otorga al Parlamento sobre el presupuesto nacional. Además consideraban que dichas ayudas lesionaban el principio del derecho europeo según el cual los Estados de la UE no pueden asumir deudas de otros Estados miembros. En cualquier caso esta sentencia despeja las dudas sobre los 110.000 millones de euros del primer rescate a Grecia y sobre los 440.000 millones del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera para evitar la quiebra de Irlanda y Portugal.

Merkel cree que su "misión" es sacar a Europa de la crisis

El aval del Constitucional alemán a los programas de ayuda europeos llega en medio del debate presupuestario en Alemania. En este contexto, la canciller alemana, Angela Merkel afirmó ayer que su "misión central en la presente legislatura es ayudar a que Europa salga de la crisis con el mismo éxito con el que lo ha conseguido Alemania".

En el Bundestag subrayó los éxitos económicos de su Gobierno: "Alemania es de nuevo la locomotora de crecimiento en la Unión Europea"; y añadió su deseo de que los logros de su Ejecutivo se vean proyectados en sus socios comunitarios. Es más, precisó que los éxitos económicos alemanes no perdurarán si Europa no se recupera como Alemania. En este sentido, se mostró satisfecha porque la sentencia del Constitucional "ha ratificado de manera absoluta la política del Gobierno".

La cifra

110.000 millones de euros es la cantidad del primer rescate a Grecia. A esto se suman 440.000 millones del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.