Decide la constitucionalidad de las ayudas

La decisión del TC alemán sobre Grecia, a las 10 horas

La Corte Constitucional alemana decide hoy si el plan de ayuda a Grecia es compatible con la Ley Fundamental germana. La decisión se anuncia a las 10 horas en Karlsruhe.

El Tribunal Constitucional (TC) alemán dicta hoy sentencia sobre la legalidad del fondo de rescate del euro y las ayudas a Grecia en medio del debate parlamentario sobre los presupuestos y la aportación alemana.

El Bundestag, el Parlamento alemán, ha retrasado por ello la sesión de hoy de los debates presupuestarios, en la que la canciller federal, Angela Merkel, tiene previsto precisamente y entre otras cosas defender el nuevo programa de rescate para la moneda única.

El tribunal con sede en Karlsruhe, en el suroeste del país, debe pronunciarse a las 10.00 horas (08.00 GMT) sobre una demanda presentada por un grupo de euroescépticos alemanes -varios de ellos profesores universitarios- encabezados por el político socialcristiano bávaro Peter Gauweiler.

Los demandantes sostienen que la participación alemana en la ayuda a Grecia lesiona la potestad que, según la Constitución, tiene el Parlamento sobre el presupuesto nacional.

Los demandantes consideran además que la ayuda a Grecia en particular y el plan del rescate del euro en general lesionan un principio del derecho europeo según el cual los estados de la UE no pueden asumir deudas de otros estados miembros.

Asimismo, el constitucionalista Dieter Mursiwiek, que representa a Gauweiler en el proceso, sostiene que la compra de títulos de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo (BCE) viola la prohibición de que el banco central financie a los estados.

Los demandantes consideran que el plan para el rescate del euro y las ayudas a Grecia atentan tanto contra la Constitución alemana como contra los tratados de la Unión Europea, ya que las ayudas violan el derecho fundamental de los ciudadanos a participar en la legitimación democrática de esas medidas.

Los observadores políticos consideran que los jueces del máximo tribunal germano se enfrentan a un caso complicado.

En el hipotético caso de que declararan anticonstitucional el fondo de rescate del euro y las ayudas a Grecia sería imposible recuperar los pagos ya realizados, entre otras cosas porque el dinero ya no existe.

Asimismo comentan que, aunque podrían llegar a prohibir futuros pagos, esto resulta sumamente improbable, ya que Alemania tendría que cumplir pese a todo con los compromisos adquiridos y la reacción de los mercados sería impredecible, aunque seguramente muy negativa.

Se espera que el tribunal, en el caso de que parta de una violación de la ley fundamental, ponga a lo sumo condiciones para el futuro, exigiendo una mayor vinculación del Bundestag a la toma de decisiones.