Comieza el proceso de bloquo o registro

Ya se pueden registrar dominios .xxx

El registro de dominios .xxx, creados para designar en internet a las páginas web de contenido adulto, ha comenzado hoy. Tanto para las marcas registradas de la industria pornográfica como para aquellas compañías ajenas a este negocio que deseen proteger su marca.

Antes de finales de año, ICM Registry, la entidad promotora del .xxx, espera que más de 650.000 páginas web bajo esta designación estén operativas en internet. Su consejero delegado, Stuart Lawley, afirmó ayer en una entrevista a Efe que ya han recibido 900.000 solicitudes procedentes de 94 países diferentes, incluso antes de que el proceso de registro se haya puesto en marcha.

Lawley aseguró que serán "muchas, muchas más" las web registradas para alojar contenido adulto que las solicitudes para bloquear dominios de entidades ajenas a la industria de la pornografía. El responsable de ICM Registry estima que sólo un 10% de las solicitudes provendrán de empresas que quieran evitar que se les relacione con contenido adulto.

"Será un dominio muy solicitado porque el contenido adulto es increíblemente demandado, se va a vender un montón", sostiene la portavoz de la compañía registradora de dominios Hostalia, del grupo Acens, Inmaculada Castellanos. Los dominios triple x ofrecen dos ventajas claras, ha explicado Castellanos, "circunscribe a la industria del contenido adulto de forma muy visible" y aporta una mayor seguridad.

Esa seguridad se refiere tanto al control parental -en los navegadores se podrá bloquear el acceso a páginas web terminadas en .xxx- como a la garantía de no acceder a contenido infectado por código malicioso. "El triple x ubicará porno bueno", ha apuntado Castellanos, quien considera que el simple hecho de ubicarse bajo este dominio (que costará aproximadamente entre 100 y 150 euros) supone una declaración de buenas prácticas de cara a los consumidores de este tipo de material.

Pero no todo son alabanzas. Actores y empresas del negocio del porno han mostrado sus reticencias. La empresa Vivid Entertainment LLC, la responsable de los escarceos de Paris Hilton con el cine para adultos, entiende que los dominios .xxx crearán un gueto online, además de favorecer la censura.

Al margen de la demanda para explotar contenidos pornográficos, la portavoz de Hostalia opina que también habrá numerosas marcas que, para evitar la "ciberocupación", soliciten bloquear su nombre y así impedir que otros lo utilicen bajo la triple x. La fase para proteger a unas marcas de este dominio y para registrar otras con vistas a desarrollar contenido adulto se extenderá desde el 7 de septiembre al 28 de octubre de este año.

Una vez finalizada, ninguna compañía podrá solicitar el bloqueo de su marca y por tanto el nombre quedaría a disposición del público general. La siguiente fase, del 8 al 25 de noviembre, se destinará a los profesionales del entretenimiento para adultos no registrados y la última, que se abrirá el 6 de diciembre, permitirá el acceso de cualquier solicitante.

La triple x ya existía

En la red ya hay alrededor de dos decenas de páginas web triple x, como casting.xxx, inked.xxx, anywhere.xxx o desi.xxx, que obtuvieron el dominio en una primera fase muy restrictiva.

La decisión de designar páginas web de contenidos para adultos bajo la denominación triple x la aprobó, a petición de ICM Registry, el organismo regulador de los dominios de la red Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) el pasado 18 de marzo.

ICM Registry es la institución que tramita directamente con ICANN el registro de dominios triple x y ya trabaja con 70 registradores de diferentes países para gestionar la puesta en marcha de las web bajo esa designación.