Los analistas creen que la tendencia sigue siendo bajista

¿Ha tocado fondo la Bolsa?

La calma se ha evaporado, la Bolsa ha vuelto a las andadas y los analistas creen que la tendencia es bajista. Sin embargo, la posibilidad de que se produzca algún rebote y las fuertes caídas podrían invitar a tomar leves posiciones.

Los analistas creen que continuará la tendencia bajista de las Bolsas
Los analistas creen que continuará la tendencia bajista de las Bolsas

Después de un agosto negro y un septiembre que por el momento no pinta mucho mejor, es inevitable plantearse cuándo llegará el fin de los desplomes. Los expertos, desde luego, no lo ven nada claro y no dudan al afirmar que la tendencia es bajista. El momento, sin embargo, podría invitar a tomar leves posiciones.

"Creemos que el mercado podría caer un poco más (entre 600 y 700 puntos) pero ante esta tesitura también está la oportunidad de que el mercado suba a corto plazo cerca de 1.000 puntos. Partiendo de estos niveles podría haber un rebote", explica Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio. El experto añade que "si no hemos visto los mínimos estamos muy cerca. Si no se han vendido carteras no es el momento de vender".

Susana Felpeto, analista de Atlas Capital, comenta que "para que las Bolsas hayan tocado fondo la situación tiene que relajarse". Así, puntualiza que el plano macroeconómica tiene que arreglarse y que es necesario rebajar las tensiones. "No es mal momento para tomar alguna posición", agrega.

Bankinter coincide al explicar que la leve mejora del contexto no implica en modo alguno un cambio profundo en su perspectiva acerca del mercado. "A finales de junio adoptamos una estrategia claramente conservadora, situando la protección del patrimonio como objetivo prioritario. El desplome de las Bolsas durante el verano ha confirmado el acierto de dicha estrategia, pero consideramos que ha llegado el momento de aumentar unos niveles de exposición excepcionalmente reducidos, ya que el mercado ha descontado claramente los condicionantes negativos. No obstante, este movimiento no debe entenderse como un cambio de dirección rotundo en nuestra visión, puesto que la crisis de solvencia en Europa y las menores perspectivas de crecimiento global siguen siendo factores de riesgo relevantes que no permiten pensar en un contundente rebote de las Bolsas", comentan.

Estos expertos realizan una primera apuesta "por un prudente incremento de nuestra exposición a unas Bolsas en incipiente recuperación, condicionada a que se materialicen las expectativas positivas en cuanto a una mayor estabilidad financiera en la UEM y la puesta en marcha de medidas de estímulo por parte de la Fed. Las próximas semanas serán claves para comprobar si este primer movimiento puede ser la antesala de un verdadero giro hacia una estrategia pro-Bolsas".

Por su parte, Covadonga Fernández, de Self Bank, no duda en destacar la posibilidad de que se produzcan recortes adicionales. "Las caídas de los últimos días han sido muy fuertes y la tendencia de fondo continúa siendo bajista. Los datos macroeconómicos que se esperan hoy (el ISM no manufacturero en Estados Unidos, los pedidos de fábricas y a fábricas en Alemania) seguirán siendo bastante débiles y los futuros americanos apuntan en negativo. La situación de fondo es la misma. Los datos que conocemos aumentan las probabilidades de recesión y las declaraciones políticas no ayudan".