Sin ninguna vinculación y sin mínimo

ING Direct contraataca con un depósito a seis meses remunerado al 4%

No le ha dado tiempo ni a cambiar la publicidad. ING Direct todavía anuncia un depósito a 3,3% a cuatro meses para el dinero nuevo, y señala que son los últimos días. La novedad es que ahora ofrece un depósito a seis meses al 4% TAE, sin ninguna vinculación y sin mínimo. El único requisito es que sea dinero nuevo respecto al saldo de la Cuenta Naranja durante los últimos 11 meses.

La semana pasada, Popular elevó el listón en la remuneración del pasivo con el relanzamiento del Depósito Gasol. No especifican el tipo de interés y en el teléfono de atención al cliente matizan que este tiene que negociarse directamente en la oficina. La buena noticia es que los mejores clientes pueden llegar a obtener un 4% TAE en depósitos a 12 o 18 meses.

Otras entidades ya habían comenzado a ofrecer otra vez depósitos al 4%, como Unicaja, Banco Gallego y Banco Pastor, si bien estas exigen distintos grados de vinculación. Solicitan, por ejemplo, domiciliar la nómina, recibos o utilizar las tarjetas de crédito.

ING GROEP N.V. 5,81 1,01%

El último movimiento ha sido el del Sabadell, aunque la entidad ha decidido tomar una ruta alternativa. La entidad que preside Josep Oliu comenzó a vender ayer en sus oficinas bonos con una rentabilidad del 4,25%. Con esta estrategia, Sabadell consigue tres objetivos: obtiene liquidez a un precio relativamente atractivo, se ahorra tener que pagar la penalización de 0,5 puntos porcentuales que grava a los depósitos que superan los tipos de mercado y atraerá clientes con un rendimiento que supera a la mayoría de los depósitos comercializados actualmente. El periodo de suscripción de los bonos finaliza el 27 de septiembre, si bien el plazo se cerrará cuando se cubra el importe máximo de la emisión, de 300 millones.

Caída del ahorro a plazo en julio

Las entidades españolas captaron en julio 61.438 millones de euros en depósitos de sus clientes, el 7,25% menos que un mes antes, según los datos provisionales publicados por el Banco de España, que ya no distingue en sus estadísticas entre distintos tipos de entidades. Estas cifras reflejan que, a pesar de la guerra del pasivo en la que se encuentra inmerso el sector, la capacidad de ahorro de los españoles aún no es boyante. El descenso en el volumen de depósitos captados en julio respecto al mismo mes del año anterior es del 6,04%.