R, Telecable y Euskaltel

Los cableros impugnan la nueva subasta de espectro

Los operadores regionales de cable R, Telecable y Euskaltel han anunciado su intención de impugnar la nueva subasta de espectro puesta en marcha por el Ministerio de Industria.

Las compañías han precisado que van a impugnar ante los tribunales de justicia el Proyecto de Orden presentado por el Gobierno que, en su opinión, imposibilitará a los operadores regionales presentarse a la subasta de la banda de frecuencias de 900 MHz, que quedó desierta en el proceso de subasta celebrado el pasado mes de julio. Para estas empresas, esta nueva subasta "significará de facto la concentración de esta banda de frecuencias en los operadores que ya disponen de las mismas".

Las empresas de cable, que han comunicado sus intenciones al Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI), han mostrado su "frontal oposición" a este proyecto, y consideran que es "una flagrante violación del espíritu y de la propia letra" del Real Decreto aprobado el pasado mes de abril, que pretendía fomentar la competencia en el mercado de telecomunicaciones español"

Para ellos, esta nueva subasta "no fomenta la competencia, sino que la limita, al hacer más difícil el acceso de nuevos operadores al mercado".

Las cableras aseguran que el modelo de subasta propuesto (nacional) no supondrá una mayor recaudación, puesto que "si de recaudar se trata, la experiencia de la reciente subasta es que las frecuencias a nivel autonómico ha reportado a las arcas del estado más que las nacionales proporcionalmente".