Cierre de sesión

Fiesta en Wall Street, desplome en Europa

Nuevo y grave desplome en las bolsas europeas. Y eso que hoy era fiesta en Wall Street y este tipo de días suelen ser tranquilos y alcistas en Europa. Pero en este mercado actual no hay tregua.

Los bancos se han visto especialmente castigados con una bajada del sectorial del 5,5%, y eso que en muchos países están prohibidos los cortos para castigar a los malvados especuladores, que no parece que sean los responsables de la bajada porque se sigue cayendo. Más bien da la sensación de que las ventas no son especulaciones, sino eso...ventas...muy reales, de gente que ya tira la toalla, ante la pesadilla macro que estamos viviendo, en la peor crisis desde los años 30.

El dato de empleo del viernes tiene una sombra muy alargada. Muchos operadores habían aplazado sus operaciones de venta a que esta cifra se publicara, y al salir tan mala, no se lo han pensado dos veces.

Miedo real a una recesión global de las grandes potencias. Y lo más paradójico es que el BCE, hasta hace cuatro días andaba todo asustado subiendo tipos de interés, en otro error, solo equiparable al que cometió justo al inició de la crisis donde también andaba subiendo tipos sin darse cuenta de la que se le venía encima.

Además de este miedo a la recesión, el mercado teme y mucho el absoluto caos en que parece haber entrado la zona euro y Europa en general. Sus políticos no están a la altura, y uno al ver a Merkel o al presidente francés, o a tantos otros, echa mucho de menos las viejas glorias políticas que pusieron en marcha la Unión Europea.

Pero es lo que hay. Discusiones, planes sin fin, y ahora el plan de rescate de Grecia volviéndose a complicar sobre manera.

La ruptura de la zona euro y la vuelta a las monedas locales vuelve a ser una posibilidad que el mercado valora realmente y no de forma virtual. No como algo seguro ni mucho menos, pero sí como algo totalmente posible.

El gran problema, es pensar, como se puede llegar a alguna de las pocas soluciones que hay, como los eurobonos, o la división en dos euros, o una unión fiscal y/o política, si para la mayor de las nimiedades necesitamos 500 comisiones, reuniones, discusiones y amonestaciones. Somos el ejército de Pancho Villa.

Además, y por si fuera poco, el mercado está preocupado por la repercusión que va a tener en la ya la maltrecha banca, la demanda que han presentado las autoridades de EEUU contra muchos de los grandes bancos, con motivo de todo lo que se hizo en la crisis subprime.

Ya son varios los días, en que por este tema, los bancos lo están pasando mal.

El indicador itraxx crossover que mide las primas de riesgo que se pagan, empeora notablemente, mostrando que hay miedo entre las manos fuertes, y los spreads de deuda vuelven a tensarse, con Italia como principal víctima seguida de cerca por España. No ha ayudado demasiado, el ver como Italia, se ha echado atrás de muchas de las medidas del famoso plan de ajuste, y menos el ver como hoy el gobierno reconocía que no parece fácil cumplir con el objetivo de crecimiento que habían establecido para 2.011 y 2.012.

¿Los únicos aliados del mercado? Como siempre su propia sobreventa, y que Bernanke se saque otro conejo de la chistera. La UE o mejor dicho la desUE ni está ni se le espera.

Desde el punto de vista técnico, el futuro del mini S&P en el nocturno de hoy se apoya sobre la base del canal alcista del rebote, casi sin margen, que se ha detenido al encontrar la resistencia formada por el retroceso del 50% de Fibonacci de toda la gran bajada anterior.