Se sitúa en el 1,87%

La rentabilidad del bono alemán, en mínimo histórico

En medio del chaparrón, los inversores han encontrado el refugio perfecto. La compra masiva de la sólida deuda alemana ha llevado su rentabilidad al mínimo histórico del 1,87%.

En el mercado de deuda, es el refugio por excelencia. En un contexto de caídas en las Bolsas, incertidumbre generalizada y repuntes de los diferenciales, los inversores lo tienen claro: hay que huir hacía el bono alemán. Y es precisamente esta búsqueda de refugio la que ha situado hoy la rentabilidad de la deuda germana a 10 años en mínimos históricos, al situarse en el 1,87%.

En consecuencia, los diferenciales de los periféricos han avanzado terreno. El 'spread' de la deuda española ha alcanzado los 338 puntos básicos y el de la deuda italiana se ha elevado hasta 368. Portugal, Irlanda y Grecia también se han visto obligados a pagar más para colocar sus bonos.

Los motivos son varios. Desde hace semanas, el mercado hace gala de un nuevo miedo: el temor a una nueva recesión mundial. Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha advertido en una entrevista que publica Der Spiegel sobre el riesgo de que la economía mundial vuelva a entrar en recesión de manera "inminente". Sin embargo, no todos comparten la misma opinión. Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, ha descartado la posibilidad de que la Unión Europea sufra otra recesión económica, ya que se espera un crecimiento "modesto" del bloque comunitario.

En medio de estas contradictorias declaraciones, los problemas puntuales de algunas economías de la eurozona no han ayudado demasiado. El anuncio del Gobierno griego de que no podrá alcanzar el objetivo de déficit del 7,6% ha vuelto a poner en el disparadero a la periferia, llevando a los inversores a comprar deuda alemana para resguardarse del chaparrón.

El resto de los plazos de los bonos germanos también ha confirmado este movimiento. A cinco años, Alemania paga un 0,95%, frente al 1,07% al que cerró el viernes, mientras que las letras a dos años remuneran un 0,43%, en contraste con el 0,52% anterior.