No estará lista para la próxima campaña de Navidad

Las obras de la segunda tienda Apple en Barcelona acabarán a mediados de 2012

La esquina estratégica de paseo de Gràcia con plaza de Catalunya se convertirá en uno de los mayores establecimientos de la marca en Europa.

Mientras que un portavoz de la compañía tecnológica en España ha declinado confirmar la próxima apertura en Barcelona de una segunda tienda, responsables y operarios de la obra aseguran que la tienda Apple Store acabada deberá entregarse a la marca estadounidense en un plazo máximo de nueve meses.

Con este calendario, la tienda de Apple no estará lista para la campaña de Navidad de este año, si bien el grupo informático ya cuenta con otra Apple Store en Barcelona, situada en el centro comercial de La Maquinista.

Esta nueva Apple Store se ubicará en la antigua sede de Banesto en Barcelona, también conocida porque durante muchos años albergó en sus oficinas las instalaciones de RNE.

APPLE INC. 222,19 0,63%

A finales del año pasado, Apple firmó un alquiler de treinta años por el céntrico local de 3.200 metros cuadrados en el número 1 de paseo de Gràcia, según indicaron en su momento fuentes del sector inmobiliario.

El arrendatario de Apple es la familia De Andrés, que adquirió durante 2010 el local a Banesto y a la inmobiliaria Andybal por 53 millones de euros.

La remodelación de la antigua sede de Banesto en Cataluña es profunda y, salvo los fundamentos básicos, gran parte de la estructura y de los antiguas cajas acorazadas del banco han sido derribados para renovar de forma total el establecimiento.

En principio, la tienda se ubicará en la planta baja y el sótano, sumando 2.500 metros cuadrados y siendo una de las mayores tiendas de la firma estadounidense, por detrás de la Apple Store de Londres.

Pese a que el local alquilado es mayor, la tienda no superará los 2.500 metros cuadrados de superficie para la venta, de manera que respete los criterios establecidos en la Ley de Equipamientos Comerciales, de la Generalitat.

Las obras de la futura tienda en Barcelona son de gran complejidad ya que hay que mantener la estructura del edificio, por lo que la acera en el paseo de Gràcia está cortada y hay bastante ruido, de forma que la obra no pasa por desapercibida en este punto neurálgico de la capital catalana.

Los establecimientos vecinos explican que la intervención es "muy profunda y ruidosa", pero los comerciantes consultados también se sinceran al explicar que compartir acera con un establecimiento "que será espectacular" y que esperan que animará todavía más la actividad comercial de este enclave, la segunda vía comercial más cara de Barcelona, después de Portal del Angel.

Madrid ya cuenta con dos Apple Store, en los centros comerciales de Xanadú y ParqueSur, mientras que está en proyecto una gran tienda en el centro, en el edificio de Tío Pepe, en Puerta del Sol.

Con la apertura de la Apple Store en Barcelona se acaba, además, con el largo periplo que inició la antigua sede de Banesto en Barcelona desde que la vendió el Banco Santander hace ocho años, un período en el cual el inmueble cambió de manos cinco veces sin que ninguno de sus propietarios anteriores pudiera concretar un proyecto para el mismo hasta ahora.